De alto vuelo

La pasarela parisina siempre enamora. Incluso esta temporada en la que algunos críticos de moda osaron comentar que los creativos no habían sorprendido. Sin puestas espectaculares (aunque no faltaron los escenarios suntuosos) y con trajes que es fácil imaginar en el guardarropa cosmopolita, los diseñadores apostaron a los detalles. Lo que vamos a usar el próximo invierno ya se vio ­en su versión más exquisita durante la Semana de la Alta Costura de París.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *