Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

La legendaria habitación estaba perfumada para la ocasión y en cada rincón se sentía el aroma del grano maduro. Allí había también brillantes, diamantes que adquirían un brillo peculiar gracias al sol que invadía la estancia.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Cosecha de lujo
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.