Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

El edificio es Patrimonio Cultural de la ciudad de Berlín y fue aggiornado respetando su estilo original neorenacentista. Tanto en la entrada como en las habitaciones aún se conservan las venecitas y azulejos, las puertas y ventanas y hasta las dos cajas para abonar la entrada a la pileta pública.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Berlín: Historia viva
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *