Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“El primer trimestre de este embarazo (cuando se filmó la película) fue tremendo en cuanto a náuseas y fatiga por lo que mi principal lucha se cifró ahí. No me torturé demasiado con qué tipo de papel debía hacer ya que sino hubiese sido imposible vivir. Durante el rodaje me convertí en la reina de las mini siestas reparadoras. Apenas escuchaba el grito de ‘Emily, tenemos 10 minutos’, volaba a mi trailer y dormía sin parar por… ¡7 minutos!”.

Imagen anterior
Imagen siguiente
“Las mujeres tenemos mucho para decir”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.