Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Isabel II es una mujer muy sólida. Así que lo más complicado fue tener su acento, ella habla de una manera muy especial y singular y tiene una voz característica. Además tuve que aprender muchísimo de protocolo, tomé clases para ser reina (risas), ¡hasta me enseñaron cómo tomar el té de la manera correcta!”.

Imagen anterior
Imagen siguiente
“Tomé clases para convertirme en reina”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.