“Nunca llegué a funcionar como pareja”

A los 50, Rafael Ferro afirma haber madurado en muchos sentidos, salvo en el amor. Padre por cuatro (de tres madres distintas), se multiplica este mes en la pantalla grande de la mano de un género que no había transitado nunca: el terror. Feliz, además, por el exitoso final de Educando a Nina, habla de la fama, los hijos y la soledad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *