Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Si bien admite que fue su año de mayor exposición, jura que la serenidad dominó este particular 2016. “Mi separación fue a fines de 2015 y yo hice el cierre ahí. Año nuevo, vida nueva… Hoy veo bien a mis hijos, contentos, plenos. Ya con eso, tengo razones de sobra para brindar. Los altibajos del trabajo me podrán generar malhumor un día o dos, pero después ya está. Mi familia es mi prioridad absoluta”.

Imagen siguiente
“Termino el año con una gran sonrisa”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.