Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

PARAÍSO DE AGUA Y MADERA.
Para recrear el espacio exterior, se respetaron las ondulaciones y desniveles naturales del terreno. Así se creó alrededor del volumen de la casa un deck que prolonga unos de los lados y remata el diseño la gran piscina, el espacio para fogón rodeado de asientos y el solarium. Un paraíso que se ubica entre las rutas 10 y 9 y se convierte en una casa de campo a todo confort.

Imagen anterior
La chacra perfecta
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.