Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Allí hay dos sectores que llaman la atención: por un lado se ven cinco prendas, impecables, hechas con el print de las pinturas rupestres de las cuevas de Lascaux (Francia); por otro, tres maniquíes con tapados vintage que sorprenden por su modernidad.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Lie Sangbong: el coreano que conquistó París
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *