“Mis procesiones siempre van por dentro”

A sus flamantes 51, Fabián Mazzei que se ñ

 

 

 

 

 

 

ñmuestra como una anithéroe total en la obra La Momia (Metropolitan Citi) hace un sentido balance de su vida, de sus diez años con Araceli González y de las mochilas que ahora elige carga r. Además, habla de la pasión, de los excesos y de por qué duerme tan mal cuando su mujer no está en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *