Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

09/04/2017

Nuestro Hombre

Nicolás Francella: “Para mi generación soy un antiguo total”

Por Pablo Steinmann l Estrena dos películas y se incorpora en breve a la nueva tira de Pol-ka. En esta nota, habla de sus ganas de desafiarse continuamente, de su reciente noviazgo, de las redes sociales y de todo lo que descubrió mudándose solo.

Dice que la apuesta le salió bien. Y los resultados están a la vista. Después de su aplaudida labor en la obra Madres e hijos, Nicolás Francella decidió poner todas sus fichas en el cine y, para colmo, con dos personajes muy desafiantes: un marginal, y quizá asesino, en Maracaibo (con Jorge Marrale y Mercedes Morán, se estrenó el jueves pasado) y un joven esquizofrénico, también sospechoso de un crimen, en Los padecientes (Con Benjamín Vicuña y “La China” Suárez, estrena el 27 de abril). Para ambos roles cambió el look (pelo rapado) y se metió en una larga seguidilla de ensayos cuyo horizonte, cuenta, fue el mismo: la sutileza. “Traté de ser lo mas austero posible, trabajando las miradas, los pequeños gestos… Sentí que si caía en la acentuación, perdía”, concluye.
-¿Creés que este doble estreno marca tu gran salto en la profesión?

-En algún punto sí. Estar estrenando dos películas en un mes, es un súper mimo y todo un privilegio. Esta es una carrera muy brava, que genera mucha ansiedad e inseguridad. En mi caso, confieso que me cuesta mucho adaptarme a los tiempos de ocio que hay entre cada trabajo. Supongo que es normal, tengo 26 años, estoy en el medio de la década mas inquieta de todas. Por suerte tengo a mi viejo a mano que es mi primera fuente de consulta para todo, para un guión, un personaje o el proyecto que sea.

-Es curioso porque a él lo empezaron a convocar para este tipo papeles dramáticos y oscuros después de muchísimo tiempo…

-Sí, el otro día hablábamos de eso y yo le decía que tampoco se puede comparar demasiado. Pero sí, en algún punto yo la tuve más fácil. La remé, pero porque los tiempos también cambiaron. A mí, por ejemplo, me tocó vivir esta época donde también se hace otro tipo de cine…

-En tu última nota con LUZ, hace casi dos años, nos contaste que estabas por mudarte solo. ¿Cómo fue hasta ahora esa experiencia?

-Genial. La verdad es que me encanta vivir solo. Estoy todo el tiempo agasajando y recibiendo a mi gente. Ese sería el primer cambio notable: no paro de cocinar. Descubrí que me gusta muchísimo.

-Ahora estás de novio (con una joven publicista llamada Candela Yanigro) ¿Se viene la convivencia?

-No, por ahora. Estamos saliendo desde octubre pasado, no cumplimos ni un año todavía. Estamos disfrutando esta primera etapa de novios, que es genial.

-¿Cómo se adapta ella a las reglas y horarios de tu medio?

-Bien. Lo bueno es que con ella salgo bastante de mi mundo. Estudia y trabaja en Publicidad y tiene todo un universo muy diferente al mío. Lo cual es genial porque así no se repiten las mismas charlas de siempre. No desmerezco el hecho de salir con un actriz, de hecho nunca salí con colegas, pero creo que en algún punto se puede volver medio contaminante estar todo el día hablando de este medio y la profesión. Está bueno alejarse.

“Nunca salí con colegas, pero creo que en algún punto se puede volver medio contaminante estar todo el día hablando de este medio y la profesión. Está bueno alejarse y conocer otros mundos”.

-Circularon varias fotos por las redes sociales en las que se los ve muy enamorados…

-Estamos muy bien pero ojo que la mayoría de esas fotos son truchas, yo nunca divulgo nada. Hay mucho perfil falso. En mi cuenta de Twitter jamás hablo de mi vida privada. Y la de Instagram tiene candado. Estoy un poco en contra de este mundo de fotos y publicaciones continuas. La fiebre de las redes no me va.

-El año pasado filmaste con tu papá un corto, Conexión Real, con un mensaje bastante en sintonía con esa visión…

-Sí, me interesa fomentar el uso razonable de la tecnología, algo que veo cada vez menos en mi generación. Ojo, yo también habré estado varias veces con la cabeza gacha, metido a full en el celular. Pero está bueno darse cuenta de eso y tratar, por lo menos, de moderarlo.

-¿Se puede en estos tiempos en los que existe un chat para prácticamente cualquier cosa?

-Creo que sí, pero es difícil. Yo trato de contestar siempre, pero también llamo, cosa que mis amigos detestan. Pero es que prefiero eso antes ¡que escuchar un audio de dos minutos cincuenta! Para mi generación, soy un antiguo total.

-Recién decías que te cuesta el ocio. Aún así, ¿qué actividades disfrutás cuando estás con tiempo libre?

-Viajar, en primer lugar. También me gusta el deporte. Fútbol y, desde hace unos meses, golf. Me encanta, pero todavía tengo mucho para aprender. Y por último, me gusta enfocarme en la decoración de casa. Visitar tiendas de diseño y a mercados de pulgas, donde siempre suelo irme con algo nuevo para la casa. Me encanta el estilo rústico.

-Ahora estás con las grabaciones de Estrellas (El Trece y Pol-ka), en la que interpretarás a un barman. ¿Te metiste en ese mundillo también?

-Un poco sí. Me junté con un bartender amigo, Seba García, que me enseñó movimientos y varios tips del estilo. Y tragos, claro. Si bien yo soy más del whiksy escocés con hielo, no me vino mal aprender algunas recetas para las reuniones en casa. ¿No te digo? ¡La independencia me convirtió en todo un anfitrión! (ríe).

Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “Nicolás Francella: “Para mi generación soy un antiguo total””

  1. Then … @ferbfan12 Then you posted your comment a bit too late… And if you want to prevent some idiot from saying &#i1;0;f8rst&#82222, just say something about the video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *