Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

20/05/2017

Personajes

Germán Paoloski: Un todo terreno

Por Pablo Steinmann | Apasionado, carismático y entrador. Así es este conductor que arrancó hace años con el deporte y hoy habla hasta de neurociencias. Versatilidad, mucho trabajo y una dulce espera.

De frente, el hoyo seis del Nordelta Golf Club, el campo de golf que diseñó el mismísimo Jack Nicklaus -leyenda del deporte estadounidense- y que ofrece una vista súper bucólica y despejada desde el refugio norteño de los Paoloski: Germán, su mujer, la actriz Sabrina Garciarena, y León, el hijo de tres años de ambos. En breve, claro, se sumará un nuevo integrante al clan, que se sabe será varón pero cuyo nombre aún es una incógnita. “Nos gustan varios (como Juan, Beltrán o Benjamín) pero aún no aparece el elegido. El nombre León llegó a partir de un sueño de Sabri y por eso ella ahora quiere cederme la iniciativa. ¡Pero no me aparece ninguna epifanía! Supongo que lo definiremos entre los dos cuando finalmente lo veamos cara a cara”, comenta Germán, que este año sumó nuevas bazas a su título de “conductor todo terreno” gracias a la segunda temporada de Asombrosamente (el envío de Nat Geo que todos los domingos a las 22 explora cómo funciona el cerebro humano) y a Todo tiene un por qué, el magazine educativo y científico de la TV Pública (todos los días a las 19).
-Tu agenda diaria está bastante cargada ya que además estás en radio (Vuelta y Vuelta, por Rivadavia) y en el late night show de Fox Sports, Nunca Es Tarde (NET). Recuerdo que te sucedió algo similar cuando iba a nacer León…
-Sí, se ve que cuando viene un hijo, me lleno de trabajos y compromisos… (ríe).
-¿Qué opina tu analista al respecto?
-(Ríe) No le pregunté. La verdad es que son momentos, etapas, y que en el fondo, uno no elige nada. Sí es cierto que tenés que dar el visto bueno, pero jamás decidís cuando y cómo te llega cada propuesta. En lo personal, siento que este es un momento para aprovechar y para disfrutar, sobre todo porque se trata de proyectos que me gustan mucho.
-¿Y Sabrina qué dice de esa hiperactividad?
-Sabri está súper acostumbrada a nuestro ritmo cambiante. El año pasado, de hecho, a ella le tocó trabajar mucho afuera de casa con la tira Los ricos no piden permiso y yo me quedé más. Es como que nos vamos turnando. Lo cierto es que cuando está embarazada no trabaja y por ende yo puedo laburar más.


-Hablando de trabajo, ¿harías un programa más orientado a la política al estilo Animales Sueltos de Alejandro Fantino? Él también arrancó en el periodismo deportivo y se fue diversificando…
-Sí, con la diferencia de que él se terminó volcando de lleno a ese registro más político, cosa que me parece genial. Mirá, yo no le digo que no a nada. Si el día de mañana aparece un proyecto que tenga que ver 100 por ciento con la política y me gusta, lo haré. Pero hoy no creo que sea el momento. Sí admito que me gusta mucho cambiar. Soy inquieto por naturaleza. Ya me pasó con Diario de Medianoche o con Pura Química, que eran programas instalados, con reconocimiento y rating pero que para mí habían cumplido un ciclo. Lo mismo me sucederá con NET, que si bien es mi proyecto más personal, no lo haré durante 20 años. No hay forma.

“No le digo que no a nada. Si el día de mañana aparece un programa tenga que ver 100 por ciento con la política y me gusta, lo haré. Pero hoy no creo que sea el momento”.

-¿Y en tu vida personal también sos así de inquieto?
-Ahí no tanto. Disfruto mucho de mi vida en familia, en eso soy sumamente estable. Sí bien me mudé mucho a lo largo de mi vida, fue más por necesidad que por gusto. Mi idea hoy es quedarme en esta casa, que la construimos de cero, pensando en eso, en un hogar para vivir con nuestros hijos.
-¿Qué es lo que más disfrutás con León?
-Uff todo. Él ahora está enganchadísimo con los juegos de encastre y los animales, nos la pasamos corriendo coipos y nutrias en el jardín. Fútbol, por ahora poco y nada. Pero está perfecto. No lo quiero cargar con mis gustos u obsesiones.
-¿Te agarra culpa cuando te vas a trabajar?
-Sí, la verdad que sí. Pero por otro lado soy consciente de que la tele y la radio son medios que se rigen por ciclos, modas. Ahora me está yendo muy bien pero sé que no voy a ser siempre uno de los conductores del momento. Le pasó a los que estaban antes de mí y le pasará a los que vengan luego. Por eso trato de aprovechar todas las oportunidades que se me presenten. Volviendo a tu pregunta, lo cierto que los fines de semana son para mi familia. ¡Y los feriados! Sí, este año por primera vez tomé la decisión de no trabajar los feriados.
-¿Está celoso León por la llegada de su hermanito?
-Sí, muy. Pero bueno, estoy convenido de que lo mejor que le puede pasar es tener un hermano. Yo me crié con dos, Sabri con cuatro, es algo que está en nuestro ADN. Hoy León está algo enojado  pero es lógico, ningún nene quiere compartir a su mamá, su papá, sus chiches… Pero ya se le pasará. Si fuese por mí, yo tendría muchos hijos más. Pero ahí tendré que consensuar con Sabri más que con León. Mucho más… (risas).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *