Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

08/08/2017

¿Creés que estás trabajando en una empresa cool?

Por Soledad de la Torre l Muchas empresas en el mundo priorizan el bienestar de sus empleados ofreciendo horarios flexibles, snacks nutritivos y actividad física en la oficina. Te contamos quienes ya pusieron esto en marcha en Argentina.

Actualmente el concepto wellness nos rodea en prácticamente todos los parámetros de la vida, incluso en el laboral. De hecho, según un informe de CBRE Research sobre el bienestar en la oficina, el 80 por ciento de los trabajadores piensa que los programas relacionados con la salud en el espacio de trabajo serían cruciales para atraerlos y mantenerlos en sus puestos durante los próximos diez años. Con este resultado en mano, Elizabeth Nelson, investigadora de la Universidad de Twente (Países Bajos), y WouterOosting, director senior de estrategias y diseño de CBRE Holanda, exploraron oportunidades para aumentar el potencial de los trabajadores, centrándose en un enfoque holístico.

Durante un proyecto de investigación de siete meses, crearon un ambiente más saludable desde la perspectiva del cuerpo y la mente. Además, evaluaron el esfuerzo mental y los niveles de energía de los empleados diariamente, comparándolos con el grupo cuyo ambiente laboral seguía siendo el mismo. ¿Los resultados?, “La gente tuvo mucho mejor rendimiento en situaciones saludables. Cambios sencillos como mejor iluminación, incorporación de snacks nutritivos y clases de yoga, crearon efectos positivos realmente significativos”, explicaron los especialistas. Reconociendo que “el interés por el bienestar se tiene que poder reflejar en el espacio de trabajo”, como define Eduardo Saborio, director Project Management CBRE Argentina, muchas empresas presentes en nuestro país, se están volviendo saludables, es decir “otorgando ciertas ventajas y flexibilidad para que sus trabajadores puedan aplicar prácticas de salud que, a la larga, son convenientes para todos”, agrega Saborio.

Un lugar de gratificación
Tradicionalmente la oficina ha sido vista desde una perspectiva de riesgo para la salud, no como un espacio gratificante que ayuda a mejorar el desempeño laboral. Sin embargo, esta idea está cambiando de la mano de políticas corporativas centradas en el bienestar de los empleados.“Nuestro objetivo es brindar beneficios que redunden en una mejor calidad de vida. Por eso, además de flexibilidad horaria, home office, viernes cortos y política para madres, contamos con un programa denominado “Vivir Bien”, que consiste en promover hábitos saludables mediante cuatro pilares: Vivir bien en tu Trabajo, tu Salud Física, tu Salud Emocional y tu Esparcimiento”, explica al respecto Cinthia D’Agatha, gerente de recursos humanos de Kimberly-Clark Argentina. En esta línea también se destaca Natura Argentina, que tiene como propósito lograr una integridad armoniosa ligada a la responsabilidad y al placer. “Por eso, desarrollamos beneficios como una semana adicional de vacaciones, días flex, viernes de media jornada, días al año libres para realizar trámites, día de cumpleaños libre, servicio de combis, comedor y quiosco”, cuenta Carolina Vincenzini, gerente de recursos humanos, y añade que, también, “mantenemos una política de espacios abiertos que propicia la equidad, la integración y la co-creación”.

 


Famosa en el mundo por las ventajas que ofrece a sus empleados, Google pone el acento en la sustentabilidad como pilar del bienestar. “Todo está ideado para cuidar el medio ambiente: la arquitectura; el acceso a la naturaleza, el aire puro y la luz; los programas de reciclaje y las herramientas digitales basadas en la nube. Además, los “Googlers” tienen un muy buen plan de salud, desayuno, almuerzo y merienda en la empresa, subsidio para tomar clases deportivas, la posibilidad de ir al gimnasio en la oficina y bicicletas para transportarse de sus casas al trabajo”, asegura Florencia Sabatini, gerente de comunicaciones de la filial en nuestro país. Otra empresa para resaltar es IBM Argentina, que poseecon un departamento de salud llamado IntegratedHealthServices (IHS). “Los empleados son invitados a actividades semanales que van desde chequeos médicos y turnos con especialistas para la prevención de enfermedades hasta ejercicio físico y campañas de comunicación interna con información de salud. Además, cuentan con un servicio telefónico que provee asistencia psicológica”, indica Juan Pablo Curcho, coordinador de Salud y Seguridad.

 

Beneficios para todos
El trabajo en una oficina lleva a que se pasen más horas en ella que en la propia casa. Por esta razón, la meta por la salud exige dejar de ignorar el impacto que el tiempo laboral puede tener en el cuerpo y la mente. Alejandra Faienza, dueña y co fundadora de DDH WellnessConsulting -consultora integral de servicios de bienestar en ambientes laborales-, dice que renovar los antiguos modos de trabajar es una tarea ardua pero no imposible: “Es una acción en conjunto, solidaria. Es el impulso para promover buenos hábitos en un marco corporativo y social. Y todo ello redunda en una mejora de la productividad y contribuye a fortalecer la salud de los empleados. A través de Soluciones de Promoción de la Salud, de snacks como frutas, de desayunos saludables y de ejercicios cortos, pero perdurables en el tiempo, mejoramos la calidad de vida de las personas que conforman las organizaciones empresariales para que crezcan de una manera satisfactoria y en equipo. Como resultado, incrementamos el rendimiento, el compromiso, la fidelidad y la imagen de la compañía, a la vez que reducimos el ausentismo, las bajas laborales, el estrés, la rotación y la disconformidad”, asevera.

Eduardo Saborio añade que hoy en día todas las empresas deberían poder cumplir con ciertos puntos para incentivar mejores prácticas de salud, “es cuestión de modificar un poco el paradigma del espacio laboral convencional”, afirma, y da las claves para llevarlo a cabo con pequeños cambios que garantizan el éxito: “Incorporación de mobiliario que promueva buenas posturas ergonómicas; diseño y distribución de la planta que priorice la luz natural para las áreas comunes y abiertas; incorporación de bicicleteros y duchas; oferta de comida sana y variedad de espacios flexibles y transitorios que incentiven el movimiento, reduciendo el sedentarismo que caracteriza el tiempo de trabajo”.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *