Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

12/09/2017

Quitar manchas en la piel, una misión posible

A causa del sol y otros factores las manchas suelen aparecer en cara, escote y manos. En esta nota detallamos los tratamientos más efectivos y las cremas despigmentantes que hay en el mercado.

Unas pocas pecas, a cierta edad, pueden resultar seductoras y simpáticas. Pero cuando pasamos la barrera de los 40 y ciertas manchas se instalan de manera irregular y sin pedir permiso, el trastorno estético genera muchos dolores de cabeza.
Las manchas, sobre todo las de la cara, afectan la estética y en muchos casos también la autoestima de quien las sufre. La hiperpigmentación o vulgarmente llamada mancha es una reacción de la piel provocada por el aumento de la melanina. Esta sustancia es producida por los melanocitos que es el pigmento responsable del color de los ojos, de la piel y del pelo.

¿Por qué hay diferentes reacciones y colores de piel? Sencillamente porque según la étnia, algunas personas tienen mayor o menor concentración de melanina en la piel.
Los motivos por los cuales aparece son varios. Pero llevan la delantera la exposición solar, la ingesta de algunos medicamentos, infecciones, traumatismos, enfermedades inflamatorias, cambios hormonales y brotes de acné.
La dra Rolandi Ortiz, especialista en dermocosmiatria aclara: “la aparición puede ser difusa o local y siempre afecta mayormente las zonas más expuestas al sol como la cara, las manos y el pecho”
Aunque suele creerse que el problema empieza y termina en una cuestión de estética, vale aclarar que no siempre es asi. Una forma de hiperpigmentación que hay que evaluar en detalle es el melasma. Se trata del oscurecimiento irregular de la cara, que a menudo se da en mujeres embarazadas y ocurre como resultado de los cambios hormonales como el aumento de estrógenos.

Adorado por muchos, temido por otros
Es fuente de energía. Bajo sus rayos nos sentimos energizados y vitales, pero el sol tiene una cara oculta y es la de ser el principal responsable del fotoenvejecimiento y también de la aparición de manchas. Por eso, hasta el cansancio, los dermatólogos recomiendan el uso del protector solar aún en invierno.
Otro dato a tener en cuenta es que en personas alérgicas o con hipersensibilidad, algunos cosméticos pueden genera también manchas. Puede suceder con los perfumes y también por alergia a algún rubor, sombra o delineador. En estos casos, siempre hay que recurrir a las líneas alta tolerancia de ventas en farmacias.
Otro tipo de mancha que puede surgir en algún momento son las generadas por depilación con cera y también las sesiones de depilación definitiva con equipos que no estén aprobados o manejados por manos inexpertas. Los especialistas consultados sugieren recurrir a las versiones más modernas de láseres como Soprano (máquina aprobada por ANMAT) que va quemando el pelo desde el bulbo y así progresivamente combate el vello sin riesgo de provocar manchas en la piel.

Manos a la obra
Como primera medida hay que saber que las manchas, una vez instaladas, no se van de un día para el otro. El tratamiento exige constancia y disciplina y, por sobre todo no olvidar que durante el día hay que usar siempre protección solar para evitar daños mayores. Los tratamientos despigmentantes más utilizados son aquellos con hidroquinona o ácido retinoico. Pero los dermatólogos, según el caso, también recurren a combinaciones de ácido glicólico o mandélico, ácido kójico, azelaico, ascórbico (vitamina C) o ácido fítico. Estos son siempre utilizados por profesionales ya que pueden causar irritaciones o reacciones mayores si no se los emplea en las dosis adecuadas.
Los peelings también resultan de gran ayuda ya que provocan una exfoliación mecánica y química que ayuda a quitar células muertas y propiciar el nacimiento de otras nuevas. Lo mismo ocurre con la microdermoabrasión con punta de diamante. Estos microcristales de óxido de aluminio pulen, suavizan y ayudan a regenerar células en cara, cuello y escote.

Tecnología para confiar
Luz pulsada con tecnología AFT (Advanced Fluorescense Technology) Actúa con luz y calor. No ocasiona molestias. Se utiliza una vez al mes y se estima que la mancha puede desaparecer en 2 o 3 sesiones.

Láser fraccionado de CO2, CO2RE: Tiene distintos niveles de uso. Según la profundidad con que se aplique el procedimiento produce diferentes efectos en la piel.Se aplica en cara, cuello, manos y escote, ha reemplazado a la dermoabrasión quirúrgica. Es una tecnología que elimina las capas superficiales de la piel y remueve las zonas afectadas; no sólo las manchas, también arrugas finas, lesiones de acné y piel rugosas en manos. Proporciona una piel más suave y sana al tiempo que mejora el tono, el color y la elasticidad Con una sesión la piel mejora notablemente, si fuera necesario, dependiendo de cada caso, se pueden realizan hasta tres aplicaciones, con intérvalo de tres meses si se lo utiliza en la forma intensa.

Fraxel: Es un láser de Thulium que remodela el colágeno. Corrige problemas en la dermis por eso es efectivo para las manchas. También mejorar la textura de la piel y las arrugas finas.
El láser emite miles de minúsculos haces, que penetran en la piel a modo de profundas columnas térmicas hasta la dermis profunda. Estas columnas son zonas de heridas microscópicas separadas por tejido circundante sano, que contiene células con capacidad para promover una rápida cicatrización.
Los resultados se observan después de la primera sesión. Se aconseja entre 3 y 5 sesiones separadas por un intervalo de 2 a 4 semanas para obtener resultados óptimos. En personas con daño solar muy severo pueden ser necesarias sesiones adicionales. Este láser no es tan fuerte cómo puede ser el CO2.

Más tolerables

Antes del procedimiento se aplica una crema anestésica, que
dependiendo del tratamiento se deja actuar 20 minutos o más. Es el caso de Pliaglis que contiene lidocaína y tetracaina. Este es un anestésico tópico aprobado por la Food and Drug Administration (FDA). Todos los tratamientos que se realizan para eliminar manchas, desde los más suaves hasta los láseres más fuertes, se deben realizar en el periodo que va de marzo a octubre cuando la radiación solar no es tan fuerte. Siempre se debe usar factor de protección 50 o +, por lo menos. El médico indicará por cuánto tiempo no se puede tomar sol en cada caso.

Archivado en: , , , , ,
Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *