Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

De Claudia Camisar Alterman y Adriana Teplixke | Como si invitaran a jugar a una casita en medio del bosque, entre árboles y flores, las diseñadoras crearon este cuarto para niña “retrocediendo a la mejor etapa de nuestras vidas, la infancia, donde el tiempo no pasa, se queda infinitamente. Elegimos una paleta cálida, soleada, femenina y diferentes texturas suaves para transmitir la sensación de seguridad y contención, logrando así un espacio que transmite un lenguaje
claro de relax y confort” cuentan las interioristas.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Casa FOA: vanguardia y estilo
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *