Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

03/10/2017

Gym hipopresiva: ¡chau abdominales!

Por Malen Lesser l Reduce cintura, tonifica y aplana el vientre, mejora el suelo pélvico, la postura y estiliza la figura en dos meses. ¿Magia? ¡No! Gimnasia hipopresiva.

Surge como una respuesta a la recuperación de la faja abdominal y suelo pélvico luego del parto de una especialista belga: Marcel Caufriez, quien descubrió un modo de tonificar las fibras sin voluntarias de la zona (los abdominales clásicos, sólo ejercitan las fibras voluntarias). Es furor en España y de a poco, la onda Low Pressure Fitness se va expandiendo hasta llegar a casi 20 países en donde ya resuenan sus increíbles resultados. Se presenta como la R-Evolución de los ejercicios para el abdomen, un antes y un después de lo hasta ahora conocido, el umbral de un nuevo paradigma en ejercitación.

Adiós a los abdominales bolita
Para empezar, son superadores de los clásicos abdominales bolita, ya que trabajan sin aumentar la presión corporal interna, beneficio que le da nombre a esta nueva generación de ejercicios, ni tampoco estirar el suelo pélvico como en el caso de los abdominales clásicos. Además, no sólo no daña los músculos que rodean la columna y las cervicales, sino que los fortalece y activa de manera positiva para reeducar una mala postura.

Suaves y simples
Creados en 1989, estos ejercicios tienen una particularidad y es que se realizan en breves instantes de apnea, es decir, sin aire y sin respirar. Las personas hipertensas, por este motivo, no deberían practicarlos. Sin contraindicaciones para el resto, se logran adoptando distintas posiciones, para producir que todo el tejido se eleve y estire por dentro, en una succión hacia arriba. La lógica se parece a la del yoga, en donde se da una postura tras la otra en una cadena de ejercicios cada vez más dinámicos a medida que el practicante aprende las diferentes figuras.

Múltiples beneficios
El calor que genera 40 minutos de realizar posturas de activación hipopresiva produce descenso de peso. Por otra parte, al vigorizar la zona, mejora la sexualidad y aumentan la capacidad respiratoria al fortalecer los músculos involucrados.
Según Tamara Rial, cofundadora junto a Piti Pinscach de la escuela profesional Low Pressure Fitness, un abdomen trabajado con hipopresivos se detecta a simple vista. “Son características las curvas marcadas que afinan la cintura como un reloj de arena“, asegura. En su caso, resolvieron además un incipiente problema de incontinencia urinaria, frecuente en un 60 por ciento de las mujeres en España, donde hay estudios al respecto, además de problemas cervicales derivados del ciclismo. “Los hipopresivos elevan el suelo pélvico y fortalecen el transverso abdominal, que actúa como una faja interna que sostiene los órganos. Así se evita que el abdomen se abulte al hacer un esfuerzo, algo que no logran los famosos ejercicios Kegelni los crunches clásicos“, explica otra entrenadora del sistema, la colombiana Marisol Bohórquez.

También, un fenómeno local
En Argentina, uno de los pioneros en formarse en este tipo de gimnasia y difundirla es Juan Pablo Morcillo. “Mi primer contacto con los hipopresivos fue a través de una revista de fitness, donde un artículo me llamó la atención porque, por primera vez, enumeraba las desventajas de hacer abdominales. Me puse a investigar y a contactar expertos. Me di cuenta que en la mayoría de los casos no son aconsejables ya que lastiman la espalda, y por ende repercuten en la mala postura, además al aumentar la presión interna, estiran el suelo pélvico, con todos los problemas que esto trae: incontinencia urinaria el más frecuente. Hoy, estoy certificado por la escuela oficial que vino aquí desde España en los 4 niveles profesionales para impartir la práctica”, cuenta.
El entrenador destaca que: “La gran ventaja es que este tipo de ejericios se convierten en un sistema para trabajar a la vez diferentes problemáticas, con el solo movimiento del propio cuerpo y con resultados excelentes en poco tiempo”.
Aclara, sin embargo, que no se trata de abandonar otras prácticas saludables para entrenar, sino de diseñar para cada caso un plan de acción, “sin fanatismos“, y poder disfrutar de lo que a uno le gusta hacer para mantenerse en forma y saludable. “Es típico que los runners se lastimen el suelo pélvico, por el rebote, las malas posturas y el fortalecimiento desproporcionado en piernas, pero realizando hiporesivos esto puede prevenirse y uno puede seguir practicando lo que le gusta. Es decir, este sistema es una herramienta increíble que se puede potenciar con otras según el caso. Desde deportistas hasta personas que nunca entrenaron pero vienen intentando escapar de una cirugía por prolapso (decaída de un órgano interno) por ejemplo me llega todo tipo de problemáticas. Por suerte ayuda a mucha gente, entreno hace muchos años y nunca he visto estos resultados.Desde revertir la incontinencia a los 80 años, hasta prolapsos solucionados y casos en los que pudieron dejar medicación. Asimismo cuando es más leve resulta también atractivo porque el resultado es contundente. El cuerpo se estiliza, se afirma y no sólo por fuera, también por dentro y ese es la gran revolución de estos nuevos ejercicios“, subraya. -Malen Lesser

 

 

Un pensamiento en “Gym hipopresiva: ¡chau abdominales!”

  1. Enhorabuena por escribir sobre las técnicas hipopresivas y la evolución de las mismas hacia Low Pressure Fitness, técnica que suma, a los hipopresivos stretching miofascial, neurodinamia, entrenamiento respiratorio, postural y una pedagogía y didáctica que facilitan la comprensión y ejecución. Las investigaciones muestran beneficios en reducciones de 2 a 12 cm de cintura en solo dos meses de práctica 20 minutos, dos días a la semana. Solucionan o reducen dolor de espalda, mejoran parámetros respiratorios, sanguíneos siendo de mucho interés para deportistas. Mucha más información en web Low Pressure Fitness donde encuentran a todos los profesionales de más de 15 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *