Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

27/10/2017

Martha Harff, de nuevo en el mundo de las fragancias

Por Andrea Arbelaiz l Experta en perfumería y buenos aromas, Marta Harff es desde hace décadas un referente en este universo placentero.

Dentro del universo de la cosmética de Argentina, su nombre siempre suena fuerte. Marta Harff fue desde sus comienzos un referente en el rubro y sigue siéndolo. Dedicó su vida a crear diferentes empresas y en cada década dio la nota con innovación. Una característica de esta mujer em  de cumplir 70 años, está más vital que nunca y charló con LUZ sobre este universo que sigue poniendo color y buen aroma a su vida.

-¿Después de toda una vida dedicada a la cosmética… cuál es hoy tu tip de belleza o secreto infalible?
-Paradojicamente, considero que nunca tuve la piel mejor.  Hoy, arrugas aparte, siento que mi piel está en excelente forma. Casi no uso maquillaje. La fórmula infalible es la limpieza  con Agua Micelar, que realizo al menos 3 veces por día, y la hidratación que repito con la bruma de Argán.

-¿Cómo es un día típico en la rutina de belleza de Marta Harff?
-Básica y extraordinaria. A la mañana limpieza con agua Micelar y sérum de caléndula, colágeno, bruma de Argán y crema de día. A la noche, limpieza, serum de aloe, rosa mosqueta, ácido hialurónico en sistema layering (superponer capas) y crema de noche. En cuanto a lo extraordinario: una o dos veces por semana realizo una exfoliación. La piel queda radiante.

-¿Por qué les das tanta importancia a los sérums.
-Son activos naturales, de eficacia reconocida y en el porcentaje o concentración adecuados para ser absorbidos correctamente por la epidermis. La combinación de los mismos , usando primero los descongestivos como  caléndula o aloe, regenerativo como la rosa mosqueta,  y el colágeno como el ácido hialurónico, le dan turgencia y volumen a la piel . El Argán considerado el Oro del Desierto es un activo muy completo. Experimento todo el tiempo y voy comprobando el resultado.

“está demostrado que un aroma como la lavanda tranquiliza e induce al sueño. También en niños. En la II guerra mundial se perfumaban los refugios con lavanda para bajar el miedo y el estrés”.

-¿Cuál es tu ideal de belleza?
-Supongo que la armonia, la energía que transmite una persona, es belleza.  Las personas nos tenemos que aceptar y gustar en todas y cada una de las etapas que nos toca vivir.

-¿Admirás a alguien en este campo? ¿Por qué?
-Admiro a Anita Rodrick, creadora del The Body Shop, a quien tuve oportunidad de conocer personalmente y a Estée Lauder quien desarrolló su marca desde el llano.

-¿Qué opinás de la cosmética que tiene mucha química y ciencia detrás…es realmente efectiva?
-No estoy en condiciones de determinar la efectividad de los químicos, ya que pueden ser muy efectivos, pero siempre tienen efectos colaterales, cuando los productos naturales, usados en las proporciones correctas, no tienen efectos secundarios.

-¿Qué efecto tiene sobre nosotros los aromas y los colores  con los que vivimos?
-Los lugares en los que pasamos gran parte de la vida son cada vez más importantes en su relación con la salud y la felicidad. Cada día es más importante que nuestro hábitat sea nuestro refugio, donde nos sentimos seguros. El sentido del olfato  es el que nos indica y condiciona cuando el mensaje que llega es que estamos en “casa” en nuestro hogar dulce hogar, que estamos bien, seguros. Ese es el poder de los aromas, que siempre son percibidos en forma inconsciente e irracional como de alerta cuando algo no está bien.  Cuando todo está bien, nos sentimos felices.

-¿Cómo logramos un aroma agradable permanente?
-Los ambientes tienen su aroma propio, muchas veces contaminados por olores no agradables.  La acción  integral de aromatizar un espacio es justamente lo que propongo.  En el asesoramiento le preguntamos a la persona los metros cuadrados y las características del espacio a perfumar.  Le damos pautas de acción, como por ejemplo un departamento de 100m2  y 3 ambientes, precisa varios puntos de perfumación, y una combinación  de puestos de varas de rattan , con la acción diaria de vaporizar el mismo aroma en su formato textil (para que no manche) en cortinas, tapizados, alfombras, ropa blanca y hasta la bolsa de la aspiradora aunque sea de papel (la aspiradora es fuente de mal olor generalmente).

-¿Cómo elegimos el aroma indicado para cada uno?
-El que más le guste y que quede bien, ya que el perfume personal como el ambiental, se combinan con la química de cada uno.  Además las fragancias necesitan un tiempo mínimo de 30 minutos para producir su versión exacta, ya que hay notas de salidas muy volátiles y luego queda el verdadero cuerpo de el perfume.

-¿Siempre el mismo por personalidad o cambia por estados de ánimo?  
-Hay personas que solo se sienten bien con el mismo perfume, pero la mayoría prueba y cambia.  Además se produce el fenómeno olfativo de habitualidad y que el perfume no se percibe aunque está igual ( esto ocurre porque el olfato es un sistema de alerta y cuando el perfume se siente siempre, el mensaje es: está todo bien, está todo igual). La tendencia es cambiar y luego vuelven al primer amor.

-¿Digamos que oler bien (persona o casa) seduce?
-Los perfumes están omnipresentes en nuestras vidas.  Pesa en el inconsciente  a la hora de tomar la decisión.  He estado en negocios que tenían mal olor y me he ido inmediatamente aunque el local tenía productos que me interesaban. Cuando nos reciben en un ambiente perfumado agradablemente nos están dando la bienvenida.

-¿Cómo definirías la armonía?
-Es una construcción de múltiples factores. Todos confluyen en una vida saludable: descanso, buena comida, horarios, ocio. Con afectos  y una convivencia respetuosa hay que saber decir que no a lo que pueda afectar a la armonía y no vivirlo como un renunciamiento.

-¿En tu vida no hay muchos hábitos gratificantes?
-Son simples pero hay. Mi departamento con vista al río. Salidas a caminar con mi esposo. Sentarnos a tomar café con tostadas, cenar en familia con mi hijo…es parte de mi rutina gratificante.

-¿El hogar en que vivimos repercute en nuestra belleza?
-Saber que estamos felices en nuestro espacio, el que elegimos, ya es una fortuna. Más si lo armamos con afecto y dedicación. Sin dudas un hogar acogedor, cálido, placentero y que huela bien hace que seamos más felices y por tanto más bellos.

Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “Martha Harff, de nuevo en el mundo de las fragancias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *