Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Bengail, Portugal
04/11/2017

Las siete playas más asombrosas del planeta

Por Flor Rodríguez Petersen l No todos los mares son iguales. Algunas playas tienen un encanto especial. Estas siete se destacan por ser tesoros escondidos y cautivar a los amantes del océano.

Koh Lanta, Tailandia

Paraíso terrenal
Ubicada en la región de Krabi, la isla se destaca por sus magníficas playas, ubicadas principalmente en la costa oeste y en el extremo sur, donde se emplaza el parque nacional Koh Lanta Yai. A pesar de recibir miles de turistas la localidad permanece calma. Es un destino que invita a descansar. Ya que es amigable para recorrer en moto, en poco tiempo se pueden conocer las principales paradores: Klong Dao, con arena clara y suave, es uno de los preferidos. Mucho más extensa, Phra Ae es la favorita para quienes disfrutan caminatas junto al mar. Otra que se destaca es Klong Nin, rodeada por piedras y con bares donde tomar exquisitos tragos.

 

 

Isla Harbour, Bahamas

¡Arena rosa!

No es un filtro de Instagram ni una extravagante intervención artística. Polvo de corales y conchas tiñen unos cinco kilómetros de costa sobre el Mar Caribe. Se trata de un fenómeno peculiar en uno de los destinos más paradisíacos del mundo. Muchos días de buen clima, sumados a la transparencia del agua (cualidad a la que prestan atención los amantes del submarinismo) hacen de este un sitio de lujo para relajarse y obtener imágenes de atardeceres únicos ya que los rayos del sol exaltan el brillo de la arena.

 

 

Benagil, Portugal

Navegar en una cueva

Durante todo el año se ven botes recorriendo la costa de Lagoa y adentrándose en las atractivas cuevas costeras. Y no es para sorprenderse ya que allí, en la región de Algarve al suroeste de la Península Ibérica, se encuentran las cuevas marinas más impactantes de Europa. En este lugar -a pocos kilómetros del pueblo pesquero Benagil- el bosque mediterráneo se encuentra con el océano Atlántico y, aparte de atractivos acantilados, hay un sinfín de playas ocultas óptimas para descansar lejos de las multitudes y aptas practicar deportes como stand up paddle.

 

 

Oregon, Estados Unidos

Lejos de todo
Las formaciones rocosas sobre el agua son el principal atractivo en los más de 16 kilómetros que ocupa Cannon Beach. El énclave sobre el Océano Pacífico mantiene el espíritu de comunidad -se estima que la población no llega a dos mil habitantes-. Además de deleitarse con las inmensas piedras Haystack (que se alza unos 70 metros sobre el espejo de agua) y Needles que imprimen carácter único al horizonte marino, los visitantes organizan excursiones para observar fauna y flora o salidas de trekking al Parque Estatal Ecola. Dada la extensión de la costa, es posible ver parejas o grupos reunidos en torno a un fogón.

 

 

Nayarit, México

Amor, amor, amor
Está escondida en uno de los dos cayos que integran el Parque Nacional Islas Marietas y es conocida como Playa del Amor. Debido a que se trata de un área protegida, es limitada la cantidad de visitantes que pueden acceder a diario: sólo 90 personas que pueden acercarse en embarcaciones y luego nadar, bajo las piedras, el último tramo. Además de un espacio resguardado y con pocas olas, hay túneles en los que muchos practican snorkeling. El mar, abierto y calmo, es muy bueno para realizar stand up paddle, buceo y avistaje de aves: hay importantes colonias de golondrinas marinas gorriblanca y collareja además de una gran población de gaviotas reidoras.

 

 

Zkynthos, Grecia

Encanto escondido
Las islas griegas son bien conocidas por los amantes del mar. Y no es para menos, todas ellas tienen playas singulares. Todas bañadas por el agua cálida del Mediterráneo y el Egeo. Sin embargo, algunas llaman especialmente la atención. Una de ellas es Navagio, donde se encuentran los restos del naufragio del Panagiotis (hundido en 1982) y a la que sólo se accede por vía marítima. Arena blanca y agua azul: la combinación perfecta, más aun cuando se la enmarca por una formación rocosa. Los más aventureros pueden aprovechar su estadía en la isla para realizar vuelos en parapente; los románticos, en cambio, probablemente prefieran disfrutar en silencio la puesta de sol entre los acantilados. Además, en la misma isla están las cuevas azules, dignas de ser visitadas.

 

 

Whithaven, Australia

La más exclusiva
Tres factores hacen de esta una de las playas más top del mundo. Sólo se accede por vía marítima (algunas embarcaciones están autorizadas para pasar la noche en la orilla) o aérea, ya sea en hidroavión o en helicóptero, opciones que ofrecen impactantes panorámicas. ¿Por qué querría alguien llegar a este lugar? Probablemente porque su arena -que no se calienta, gracias al alto contenido de sílice- está considerada una de las más blancas del mundo. O tal vez la razón sea que el mar transparente se tiñe de encantadores tonos turquesa.

 

 

Un pensamiento en “Las siete playas más asombrosas del planeta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *