Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

10/11/2017

¡Verano a la vista! Cómo combatir la celulitis.

Flor Rodríguez Petersen | Aunque es casi inevitable padecer celulitis -¡sólo el 5% de las mujeres se salva!-, es posible frenar su evolución y minimizar su efecto pero… ¿cómo?

¡Cuidado con la dieta!

Si bien uno de los factores que inciden en el aumento de la células adiposas que dificultan la circulación provocando retención de líquidos y promoviendo la aparición de celulitus es la mala alimentación, los especialistas coinciden en que conviene evitar las dietas que prometen perder peso en poco tiempo ya que tienden a producir flaccidez y debilitar la piel.

 

¿Cómo me visto?

Aunque parezca algo superfluo, conviene minimizar el uso de pantalones híperjustados pues atentan contra circulación promoviendo la retención de líquidos. Tampoco es recomendable utilizar tacos de más de 3 cm de altura ya que si bien estilizan, implican una postura antinatural y dificultan el retorno venoso.

 

Moverse más (y mejor)

Un estilo de vida sedentario repercute de modo negativo en la salud y la celulitis no es la excepción. Los profesionales recomiendan hacer recreos al menos cada dos horas para caminar y estirar las piernas a fin de lograr una mejor circulación. Por la misma razón, es bueno evitar permanecer sentadas largo rato con las piernas cruzadas. En el otro extremo, ejercitarse en demasía puede provocar lesiones, por ello el entrenamiento siempre tiene que ser supervisado.

 

Paciencia… mucha

No existen las soluciones mágicas. Los médicos indican que lo mejor es combinar diversos métodos (medicación vía oral, actividad física, una dieta balanceada y tratamientos corporales) en un plan terapéutico. Debido a que es un problema de origen multifactorial -incluso aspectos psicológicos como el cansancio, la ansiedad o el estrés pueden intensificar el problema- debe ser combatido de modo integral y es imposible obtener resultados en el corto plazo. También demanda un cambio de hábitos.

 

Condimentos alternativos

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir 5 gramos de sal al día. Los argentinos, en promedio, consumimos más del doble de esa cantidad y esto puede derivar en una mayor retención de líquidos propiciando la aparición de celulitis.

 

Hidratarse a full

Proponerse tomar dos litros de agua al día es una buena regla ya que una de las causas que aumentan la celulitis es la mala circulación periférica, ligada a la retención de líquidos. Beber agua ayuda a un mejor funcionamiento del cuerpo y sirve para depurar toxinas. Es sabido que una piel correctamente hidratada es más refractaria al daño.

 

¡Ayuda!

Hoy en día aparatos como Velashape III combinan luz infrarroja, radiofrecuencia y manipulación mecánica del tejido ayudando a disminuir notablemente los depósitos de grasa y favoreciendo el drenaje linfático. Otros, como Venus Legacy, utilizan pulsos magnéticos y radiofrecuencia multipolar logrando que además de aumentar el drenaje linfático mejore la vascularización por vasodilatación. Una tercera opción es Cellulaze, un láser que ataca la adiposidad con tres longitudes de onda y se aplica en sesiones de entre 40 minutos y una hora.

 

Ante todo, equilibrio

Calidad sobre cantidad es clave en salud y ésta no es la excepción. En lugar de un régimen sin grasas, conviene eliminar de la dieta las saturadas y trans, pero consumir las que vienen en frutos secos, aceite de oliva y pescados. También hay que poner especial cuidado en las últimas comidas del día ya que es poca la energía que el cuerpo quemará las siguientes horas mientras está en reposo. Y, por último, es recomendable dosificar los azúcares ya que son materia prima para el aumento de la masa grasa.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *