Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Cuando entro a los lugares imagino qué les haría. A esta casa la dibujé sobre la foto en papel de calcar. Mandé a hacer muebles, cortinas, almohadones, iluminación y esa misma noche recibí amigos”, cuenta la dueña.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Un triplex, dos estilos
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *