Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

12/12/2017

Vico D’Alessandro, el galán más deseado

Por Pablo Steinmann l A sus 33, encara su etapa más versátil en la actuación, aunque sin renegar de su impronta de ganador. Jura que quiere volver a estar de novio y que su poder seducción pasa por la simpleza.

No se trata del bingo, y él lo sabe bien, pero a la hora de hacer balance, “Vico” no puede dejar de sentir una inmensa alegría por este 2017 y su “cartón lleno” de trabajo, tanto en cine (filmó la película de terror y suspenso Los olvidados, que se estrenará en marzo) como en teatro (protagonizó el musical Lo prohibido) y televisión, donde volvió a Telefé para ser uno de los emblemas de la nueva telenovela de Quique Estevanez: Golpe al corazón. “En momentos como este, donde las ficciones escasean, tener tanto trabajo es mucho más que un mimo”, comenta este hombre, que pudo ser abogado pero se terminó inclinando por su veta artística y actoral.

-Santiago, tu personaje en Golpe al corazón, es todo un conquistador y galán. Jamás rehuiste de esa faceta, ¿no?
-No, para nada. En este caso, igual se suma una veta muy interesante ya que Santiago ignora su verdadera identidad y eso de por sí me enfrentaba a un nuevo desafío, sobre todo en un país como el nuestro donde el tema de la identidad es algo tan delicado y crucial. Pero sí, no me olvido de que estamos haciendo un culebrón y que la parte de seducción también tiene que estar bien presente.

“Me atraen las mujeres con un gran sentido del humor y que además saben mirar a los ojos, sobre todo en estos días en los que nadie quiere despegar la mirada del celular”.

-¿Puede convertirse en una cárcel la imagen? Pienso en tus redes sociales, por ejemplo, en las que siempre aparecen fotos típicas de galán…
-No, no diría cárcel. Soy consciente de que estamos en una era muy visual y que todo lo que sea foto impacta mucho pero tampoco me vuelvo loco por eso. Así como no reniego de mi imagen (mis viejos me hicieron así), tampoco me desvela estar lindo todo el tiempo. Son momentos, facetas y caras con las que me permito jugar.

-Y en tu vida, ¿te definirías como un seductor?
-Mmm, no. Creo que soy un tipo entrador pero porque lo fui siempre con todos. Me gusta el humor y además soy muy “tano”, me encanta reunirme con familia y amigos y comer y pasarla bien. Y creo que soy bastante auténtico además, no trato de quedar bien ni de gustarle a todo el mundo todo el tiempo. Creo que mi seducción en todo caso pasa por ahí, por mi simpleza.

-¿Ahora estás soltero?
-Semi. No estoy absolutamente solo pero tampoco de novio. Hay una historia en ciernes, pero como ella no pertenece al medio, prefiero cuidarla.

-¿No es Sol Pérez, con quien se te vio a los besos en fotos que circularon por la web?
-No, no. Aparecieron esas fotos que vos decís y listo. Ya pasó. Ya se enterarán cuando esté de novio realmente.

-¿Te gusta ese estado?
-Sí, me encanta. Ya llevo casi tres años de soltería y extraño estar de novio. Lo que pasa es que venía de varias relaciones seguidas y encima coincidió con que me enfoqué a full en el trabajo, pero la verdad es que me gusta estar acompañado, compartir mi vida con una mujer. Ya llegará ese momento.

-¿Y mientras, “living la vida loca”?
-No, no tendría ni tiempo para eso. Termino de grabar y me voy a ensayar (N de la R: en enero estrenará Dulce pájaro de juventud, de Tennessee Williams, con dirección de Oscar Barney Finn). A la noche llego realmente muerto a casa. Mis amigos me reclaman bastante por eso, pero les digo la verdad: necesito dormir.

-¿Qué es lo buscás hoy en una relación?
-Compañerismo y poder admirar a la persona que tengo al lado. Eso es vital para mí. Me atraen las mujeres con un gran sentido del humor y que además saben mirar a los ojos, sobre todo en estos días en los que nadie quiere despegar la mirada del celular.

-Te escuché hablar en varias notas de la paternidad…
-Sí, me encantaría ser padre. La mayoría de mis amigos no quiere saber nada con eso, pero a mí siempre me tiraron los chicos. Tengo dos sobrinos, uno de 4 y otro de 1, y me vuelvo loco con ellos. Siempre sentí que dar vida y criar a una personita desde el momento cero debe ser uno de los propósitos más grandes del ser humanos. Sé que llegará. Como el amor… (sonríe).

 

La Navidad de Vico

Obligado a quedarse en Buenos Aires por trabajo (televisión y teatro), Vico afirma que igualmente en estas fechas siempre elige estar en casa. “Me encanta vivir la Navidad en familia, nos juntamos todos los primos, tíos y sobrinos en la casa de alguno y se arma una verdadera fiesta, con mucha comida (como debe ser) y con el infaltable karaoke post brindis”, cuenta antes de concluir: “¿Regalo deseado? No tengo, pero si me dejás soñar elijo un viaje con mis viejos por Europa. Es una cuenta pendiente”.

Edición Nro:

 

 

2 pensamientos en “Vico D’Alessandro, el galán más deseado”

  1. QUE DEVALUADA ESTA LA PALABRA “GALAN”. EN MIS TIEMPOS, GALANES ERAN CARLOS THOMPSON, JORGE SALCEDO, CARLOS ESTRADA, RODOLFO BEBAN..AHORA CUALQUIER CACATUA SUEÑA CON LA PINTA DE CARLOS GARDEL..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *