Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

29/12/2017

Las flores en la moda, nueva muestra en el Museo del Traje

Por Florencia Rodríguez Petersen l La moda, efímera en esencia, nos permite conocer el pasado y entender mejor el presente. Esa es la idea que subyace en Vegetabilia, la muestra del Museo Nacional de Historia del Traje que analiza el uso de flores en el vestuario.

En un mundo en el que todo parece dicho y visto, encontrar nuevos ángulos para mirar resulta especialmente interesante. Sobre todo cuando se trata de moda, un ámbito que debería sorprender siempre de nuevo y muchas veces no lo logra ni aun apelando a los accesorios más estrambóticos. La muestra Vegetabilia, en el Museo Nacional de Historia del Traje, tiene justamente ese atractivo de proponer un nuevo modo de ver. El objeto de la exhibición -abierta hasta el 18 de enero- es la botánica textil. Se trata de 93 objetos -vestidos y accesorios- que integran una gran diversidad de especies textiles bordadas, pintadas, estampadas o esculpidas. Cada una de ellas está identificada por la época en la que fue confeccionada, el diseñador que la creó y la planta que muestra.

Vegetabilia es un compendio de piezas del acervo del Museo Nacional de la Historia del Traje, gira en torno a la botánica textil  y se puede visitar hasta mediados de enero.

Vegetabilia es un compendio de piezas del acervo del MNHT que actualmente dirige Victoria Salías a las que se sumaron especies de creadores contemporáneos como Vero Alfie, Maia Bergman, Marcelo Giacobbe, Mila Kartei, Catalina Rautenberg, Mercelo Senra, Mariana Szwarc, Laura Valenzuela y Nadine Zlotogora (quien el año pasado realizó un vestido orgánico -con un textil en el que hizo crecer diversos tipos de musgo- en el Mes del Diseño y la Innovación textil del Centro Cultural de la Ciencia).
La primera sala está dedicada a la diversidad. Se destacan por su rareza los vestidos con polizón y los corsés. El segundo salón, tiene como tema la temporalidad y recupera, entre otras cosas, el valor que los románticos del siglo XIX daban a la naturaleza. El siguiente espacio está dedicado a la geografía y allí el público puede deleitarse con los increíbles atuendos orientales: kimonos de China y Japón, con bordados y tipologías de origen ancestral que se mantienen vigentes en la actualidad. Función es el título de la cuarta sala, que ahonda en la presencia de ilustraciones y detalles orgánicos en la ropa interior. Luego hay una pequeña seleccion de accesorios con apliques, formas y texturas que replican simples y bellos vegetales y, ya al final del recorrido, en el rincón destinado a las representaciones se pueden ver telas bordadas con ciertas licencias poéticas que permiten construir jardines y bosques con especies típicas de diversas regiones del planeta. Historia, moda y botánica se cruzan a lo largo de toda la exposición invitando a los visitantes a sumergirse a un mundo listo para florecer.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.