Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

13/01/2018

Tragos frescos con té helado

En verano no hace falta esperar a las cinco de la tarde para beber té. Esta infusión se ha vuelto tan versátil que hoy se consume a toda hora
y en versiones heladas. Con mucha frescura y creatividad, el bartender marplatense Matias Merlo nos ofrece sus versiones más solicitadas.

Por Andrea Arbelaiz. Basta con mencionar el té para que imágenes conocidas acudan a nuestra mente. Puede ser la estética ceremonia de Japón; el té verde chino que se bebe como el agua y hasta el protocolar Five O`Clock tea inglés. Todas costumbres milenarias que nadie se atrevía a remozar. Sin embargo, ya hace algunos años la infusión entró en la modernidad y, lo que es más interesante, ingresó al mundo de la coctelería con inyección de energía dada por frutas y algunos alcoholes que los más atrevidos bartenders se animaron a proponer.

Se puede decir que el primer antecesor fue el ponche (preparadao a base de aguardiente, limón, azùcar y té) que desde el siglo XVIII en Estados Unidos está presente en toda ceremonia o fiesta. En el siglo pasado en China empezó a cobrar fuerza el té verde con whisky y en Rusia, mezclado con vodka, hoy se sirve como trago en los mejores bares de Moscú. En Argentina la tendencia viene pisando fuerte y uno de los referentes que se animó es precisamente Matias Merlo (32) quien desde hace 12 años viven en Mar del Plata y desde su Tiki bar con estilo surfing y espíritu Aloha crea tragos para disfrutar y recomendar. “Usamos muchos jugos y frutas frescas, productos de estación, cocinamos nuestros almíbares y tenemos varios cocktails que llevan té como eje”, cuenta Matias. Esta característica tan particular y su curriculum forjado con viajes y mucha audacia (creó en 2008 un trago con yerba mate que lo llevó a la final de un concurso en Amsterdam) hizo que la cadena Inside Tea Connection lo convocara para armar sus tragos a base de variedades aromáticas de té. “Confieso que fue un trabajo complejo. Tuve que aprender mucho de la infusión. Sobre todo para los té latte. El resultado es increíble porque hay uno para cada época del año y para cada paladar”, resume entusiasmado este creativo que adora beber con y sin alcohol. “El Almond Tai, reversión del clásico Mai Tai sin alcohol es mi preferido, pero igual no sacrifico beber cada tanto un whisky y buen vino porque también me dan mucho placer”, resume.
La inspiración de sus recetas puede llegar del mar, de escuchar un disco, ver una película o hasta cuando lava los platos. “Todo el tiempo estoy en estado de alerta buscando –aclara- Oliendo, probando y archivando aromas. Quedan como un pepelito en mi frente y a partir de ahí busco con qué combinarlos”, reseña quien para este verano, sin dudarlo, recomienda los tragos con té para cualquier hora. “Sencillamente porque quedan bien con todo”, asegura Matias. Como propuesta para que el placer sea completo destaca a las tapas como maridaje perfecto y, por la sequedad del té sugiere buscar algún contrapunto más dulce como jugo de manzanas, uva o sandia. Ahora bien, para los que quieran una versión más potente, el bartender propone elegir el gin. “Es uno de los mejores spirits para juntar con té. Se entienden a la perfección desde el perfume y la complejidad”, concluye al tiempo que da un tip importante: respetar la temperatura del agua porque si está muy caliente y se satura, la astringencia natural del té puede arruinar un sabor único. -Andrea Arbelaiz

 

Lima Thai

Para un frasco grande

INGREDIENTES
8 oz de té en hebras Almond Toffee (té negro muy suave, combinado con láminas de almendras, semillas de pistacho tostadas y pétalos de caléndula).  1 ½ oz de jugo de naranjas recién exprimido. 1 ½ oz de almíbar neutro para endulzar. 1 oz de jugo de limas.  1 oz de pulpa de maracuyá, 8 cubos de hielo. 1 gajito de lima para decorar, tomates cherry c/n.

PREPARACIÓN:
Infusionar 1,5 gramos de té en hebras por cada 100 cc de agua. En una licuadora para hacer bebidas frozen con hielo, mezclar todos los ingredientes.  Cortar un gajo de lima. Con un zéster, rallar la cáscara de la lima, y crear líneas en varias direcciones. Utilizar un palillo de madera para sostener el gajo en la boca del frasco.

 

Cocobongo

Para un frasco grande

INGREDIENTES
6 oz de té en hebras Orange Oolong ( Combina hebras de té rojo de Taiwán con rulos de naranja). 1 oz de jugo de naranjas recién exprimido. 1 oz de almíbar neutro para endulzar. (Mezclás a fuego lento, en una cacerola, partes iguales de agua y azúcar orgánica). ½ oz de leche de coco. 80 g de ananá cortada en cubos. 8 cubos de hielo rodaja de ananá con cáscara para decorar.

PREPARACIÓN
Infusionar 1,5 gramos de té en hebras por cada 100 cc de agua. En una licuadora para hacer bebidas frozen con hielo, mezclar todos los ingredientes. Cortar ¼ de rodaja de Ananá con cáscara. Hacer una pequeña ranura con cuchillo en la parte inferior, para poder decorar la boca del frasco. Cortar dos pencas del Ananá y decorar con las mismas hacia arriba.

 

Berry Honey

Para un frasco grande

INGREDIENTES
6 oz de té en hebras Blueberries (Combina hebras de té negro con arándanos azules de la Patagonia y ralladura de naranja). 3 oz de jugo de Frutos Rojos (Mezclar, según la estación, moras, frambuesas y arándanos en la licuadora. Agregar un poco de agua a la mezcla para que no quede tan espeso.) ½ oz de jugo de naranjas. ¼ oz de jugo de lima. 2 oz ½ de Syrup casero de miel. (En una cacerola, a fuego lento, mezclar partes iguales de agua y miel orgánica). 8 cubos de hielo. Frutos rojos frescos para decorar y una ramita de eucalipto.

PREPARACIÓN
Infusionar 1,5 gramos de té en hebras por cada 100 cc de agua. En una licuadora para hacer bebidas frozen con hielo mezclar todos los ingredientes. Decorar con algunos frutos rojos y una rama de eucalipto baby-blue fresco.

 

 

2 pensamientos en “Tragos frescos con té helado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *