Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

"Más de uno se sorprendería al saber la riqueza que hay en nuestro mar", dicen la responsables de Sin azul no hay verde, ONG que promueve la creación de Parques Nacionales Marinos en Argentina y trabaja para generar conciencia sobre el cuidado de playas y mares.
25/01/2018

Actualidad

Guardianas del mar: Impulsan los Parques Nacionales Marinos

Por Florencia Rodríguez Petersen | Un grupo de jóvenes impulsa el movimiento llamado Sin azul no hay verde, que promueve la creación de Parques Nacionales Marinos en la plataforma Argentina.

Además de conocerse desde hace muchos años y compartir la pasión por los deportes acuáticos, Maia Gutiérrez, Lara Gutiérrez, Martina Sasso y Sofía Pianciola tienen en común un gran amor por la naturaleza y un fuerte compromiso con el medio ambiente. Y, a pesar de que los animales y la ecología las cautivan, todas siguieron carreras artísticas o sociales que hoy ponen al servicio de Sin azul no hay verde, ONG que crearon con el afán de concientizar sobre la importancia de proteger el mar (tanto las zonas costeras como sus profundidades) y de promover políticas que tiendan cuidar las aguas. “Mi amor por la conservación viene de los viajes: gracias a mi madre conocí una forma de viajar que se llama ecoturismo y tiene que ver con causar el menor impacto posible en el ambiente”, cuenta Sofía. Y sus compañeras de equipo tienen historias similares: Maia y Lara no saben cuándo comenzó, pero afirman que siempre fueron fanáticas de las actividades al aire libre y Martina dice que formar parte de la ONG Un litro de luz la ayudó a tomar conciencia pero que el hito más importante fue haber estudiado en la Escuela Argentina de Naturalistas de la fundación Aves Argentinas y haber estado en contacto con The Conservation Land Trust, una organización dedicada a la creación y expansión de Parques Naturales.

“Muchas ONG trabajan en la limpieza de playas. Nosotras pensamos que si podemos atacar el problema antes, es mucho mejor”, cuenta Maia Gutiérrez antes de explicar que están llevando a cabo una campaña para vivir un verano sin plásticos y cada día desafían a sus seguidores a prescindir de algún elemento de uso cotidiano (por ejemplo, reusar las botellas de agua). Enseguida enumera datos alarmantes que motivan este tipo de acciones: “Entre 5 y 13 toneladas de plástico se filtran al océano”. Su hermana Lara agrega: “El 90% de todas las aves marinas vivas hoy en día ha comido alguna vez algún tipo de plástico, los grandes mamíferos consumen botellas por equivocación y animales más pequeños terminan atrapados en ellas”. Sin embargo, y aunque saben que brindar esta información es clave para que la sociedad sea más responsable en su relación con el medio ambiente, prefieren concentrarse en las soluciones.
Esto se vincula directamente con la otra pata del movimiento que consiste en impulsar políticas proteccionistas. “La ley 37037, sancionada a fines de 2014, instituyó las áreas marinas protegidas. Ese fue un paso importante en un contexto mundial en el que los países se preocupan cada vez más por el cuidado del mar”, afirma Sasso y recuerda que Argentina se comprometió -en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU- a proteger el 10% de su océano. “Es momento de arrancar”, sentencia y agrega que la importancia de cuidar los mares no sólo con proteger flora y fauna sino también con defender al agua como fuente de trabajo de las industrias de turismo y pesca. “Argentina exporta más pescados y mariscos que carne vacuna”, acota Pianciola y Gutiérres agrega: “Como si eso no fuera suficiente el mar regula la temperatura de la tierra”. Mientras preparan una campaña que incluye limpieza de playas de la Costa Atlántica, esperan ansiosas el inicio de las sesiones de diputados y senadores de 2018 ya que entre los primeros proyectos a tratar se encuentra el establecimiento de los dos primeros parques nacionales marinos: Banco Burdwood II (ocupa cerca de 29 mil km2 y está situado al sur de las Islas Malvinas) y Yaganes (un área de 69 mil km2 en Cabo de Hornos, al sur de Tierra del Fuego).

¿A quien ayuda?
El Parque Nacional Marino es un área de estricta conservación en la que queda prohibido cualquier tipo de actividad extractiva. Las zonas de Banco Burdwood II y Yaganes fueron elegidas por su biodiversidad y se espera que funcionen como refugio de ecosistemas oceánicos, impactando positivamente en la recuperación de recursos marinos. Al favorecer la reproducción de especies, estos espacios mejoran la industria pesquera que brinda trabajo a millones de personas.

Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “Guardianas del mar: Impulsan los Parques Nacionales Marinos”

  1. Ejemplo de eficacia en las Instituciones del Estado:
    Desde 1996 y por Decreto del PEN de entonces, la Administración de Parques Nacionales contaba con 13 Directores de carrera.
    Llegaron estos embusteros y por la DA N° 1422/2016 del JGM Peña elevaron a 31 el número de Directores (de pesos 70 mil arriba mas Unidades Retributivas) y en los mismos, designaron SIN CONCURSO a cuadros porteños del PRO.
    Cambiemos, Ja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *