Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

El cuarto principal gana originalidad en el respaldo
con un entramado de madera. Las líneas rectas continúan
en una ventana longitudinal. Delante de la cama
se rompe el esquema con una alfombra circular. Más allá,
en el pasillo los guardarropas y detrás el comedor.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Placer desde cada rincón
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *