Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

06/05/2018

Sebastián Wainraich: “La monogamia es una locura”

Por Fernando Gomez Dossena | Hace stand up, radio, televisión y escribe. En pareja con su colega Dalia Gutmann el multifacético comediante habla de la situación del país y de por qué cree que hay que rever al matrimonio como institución.

Se lo nota feliz por su reciente proyecto. Frágil se llama su espectáculo de stand up que presenta en el teatro Liceo Comedy. “Le puse ese nombre porque me gusta la palabra, lo que representa y, además, resume un montón de ideas que tengo alrededor de la existencia. Hay cierta contradicción en la liviandad de la vida y lo pesada que es realmente. Una ambigüedad que me interesa”, cuenta Sebastián, quien confiesa que una amiga psicóloga le dio el alta de terapia cuando terminó del ver el show.

-En la obra te caracterizás de varios personajes, uno de ellos es un anciano, ¿cómo te llevás con el paso del tiempo?
-Por ahora me genera incertidumbre y cierta sorpresa de lo rápido que pasa todo. Cumplo 44 en breve y cada vez siento que el camino es más corto. Cuando me junto con gente grande me doy cuenta de que siguen pensando las mismas boludeces que yo con 30 años menos. Tomarse la vida en serio tiene que ver con la pasión, no con ser acartonado y solemne.

-¿Cuáles son tus pasiones?
-Sin dudas, la escritura, el teatro y la radio. La necesidad de expresar y decir une a las tres. Cuando estoy en esos espacios siento cosas que no me suceden en otros lugares. Creo que la radio incluye un poco a todo: tiene algo teatral, algo de escritura, un atisbo periodístico…

-¿Tenés algo de macho alfa o tuviste que ir reeducándote con el tiempo para sacarte ciertos vicios machistas?
-Macho alfa claramente no soy, pero sí tengo un costado machista que ahora corrijo, paso revista a mi pasado… Creo que existen varios tipos de machismo, el más salvaje que mata y asesina, el social y el cotidiano más bien involuntario o que sale de buen corazón. Por ejemplo, en mi casa cocinaba mi vieja, en la de mis amigos también y no había una dictadura ni maldad, las cosas estaban establecidas así. Por suerte la revolución ya llegó y cuestionamos esas cosas.

-¿Cómo te llevás con la crianza de los niños? (N. de la R: Kiara, 10, y Federico, 5).
-Es un gran quilombo. Ya vienen con preguntas complejas y no sé qué responder. Aprendí a decirles que no sé, que no crean que su papá es Superman, que puede fallar y que no tiene la respuesta a todo. Trato de que sean los más libres posible, a pesar de ponerle límites y marcarles un poco el camino. La fragilidad me asusta: amás, pero sufrís mucho. La paternidad te genera estrés y angustia al mismo nivel que felicidad.

-¿Qué te divierte?
-Mi trabajo. Pero decir esto no tiene buena prensa porque todos me van a acusar de loco, pero me apasiona y me divierte, ¿qué le voy a hacer?

-¿Qué otras cosas te divierten?
-Ir al cine, leer, ir a ver teatro, juntarme con amigos… Me gusta estar con mi mujer y mis hijos, no todo el tiempo, claro. Me divierte no hacer nada, como dormir la siesta en casa. Me gusta mucho comer.

-¿Y cocinar?
-Ahora hago asados y le pongo mucha garra. Después cocino panchos y esas cosas para los chicos…

-Dalia y vos hablan siempre de la libertad en el amor, ¿es difícil ser libre en ese aspecto?
-Muy, ella es más valiente que yo hablando de este tema. Creo que todos nos hacemos los cancheros hablando de la infidelidad. No sé qué me pasaría si me enterara de una traición, creo que me incomodaría, pero no sentiría que me quiera menos por eso. Diferente sería que esté dos años con un tipo, no sé (Piensa). El matrimonio y la fidelidad son conceptos a discutir. La monogamia es una locura, creo que si estuviera más aceptada no habría tanta locura y estaríamos más relajados. Quizá en 30 años esto ya no será un tema, capaz como el divorcio, el matrimonio igualitario o mismo el aborto.

-¿Qué te preocupa del país?
-Me siento muy argentino, me gusta mucho este país y Buenos Aires. Viajé bastante, me encantaría que me gusten otros lugares, pero no me sale. Al país lo veo difícil y estoy en desacuerdo con la frase que dice que nos merecemos estar mejor. ¿Por qué? ¿hacemos realmente cosas para eso? Dudo que haya una voluntad real.

-¿Dónde encontrás tu “salvación”?
-Escribo, hago películas, voy a terapia, como con amigos…. esa mi religión, aunque me sienta judío laico. Ayer escuchaba a Muriel Santa Ana en el Congreso y decía que los credos antes venían a decirnos qué pasa despúes de la vida y ahora también quieren decirnos lo qué sucede antes. Para el que cree eso está buenísimo, pero para los otros nos parece raro que nos quieren convencer de eso. Tengo mis miedos, pero me cuesta aferrarme de las religiones. Prefiero pasarla bien acá y no en mi próxima vida, si hubiera, claro.

-¿Qué tenés ganas de hacer?
-Seguir con lo mío. Ya tengo guión para mi próxima película, continuar en la radio, voy a hacer una participación en 100 días para enamorarse. ¿Algo nuevo? Estoy escribiendo sobre el insomnio.

-¿Lo padecés?
-Un poco. ¡Aprender a cocinar sería un gran pendiente!.

Edición Nro:

 

 

4 pensamientos en “Sebastián Wainraich: “La monogamia es una locura””

  1. Puede tener una mente muy abierta en verdad, pero sigue haciendo ruido que alguien exprese todo eso tan liviano igualmente. Sobre todo porque siempre habla del enfocado más hacia su mujer que suyo. Como si la mina tuviera los hoyos más públicos que tubo de colectivo.

  2. Puede tener una mente muy abierta en verdad, pero sigue haciendo ruido que alguien exprese todo eso tan liviano igualmente. Sobre todo porque siempre habla del tema enfocado más hacia su mujer que hacia él, como si la mina tuviera los hoyos más públicos que un tubo de colectivo.

  3. Ya lo decía Gregorio Marañón: “El verdadero hombre es hombre de una sola mujer”.El ser parte de una pareja es mucho más que integrarse en la intimidad.Entre un hombre y una mujer -cuando hay verdadero amor y correspondencia- hay una unión,que abarca los aspectos mas sutiles del pensamiento humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.