Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

21/05/2018

Emilia Clarke y una divertida revelación: “quizá me case en Argentina”

Por Pablo Steinmann | Famosa por sus dragones en Game of Thrones, ahora sorprenderá en Han Solo. Desde Nueva York nos habló en exclusiva de ese papel, la fama, los viajes y el nuevo rol de la mujer en Hollywood.

Tiene apenas 31 años y desde el otro lado de la línea (en un hotel de Nueva York) nos confiesa que está entusiasmadísima con el cambio de década. “A los 20 todo parece demasiado rápido y sin sentido”, comenta entre risas. La charla con esta singular londinense se da en el marco del lanzamiento de Han Solo: una historia de Star Wars, película que relatará a partir del próximo jueves 24 la historia de uno de los más famosos personajes de la saga (interpretado ahora por el joven Alden Ehrenreich) y en la que ella interpretará a Qi’ra, su seductora y feroz colega. Con amplia experiencia en ese registro (hizo de Sarah Connor en la última Terminator y aún hoy es la célebre Daenerys Targaryen, o Khaleesi, “Madre de Dragones”, en la serie Game of Thrones), cuenta que está fascinada con su nuevo y galáctico rol. “Qi´ra tiene una relación muy hermosa, hasta simbiótica por momentos, con Han. Ella es muy divertida y eso es algo que siempre me atrae porque permite abrir un abanico de situaciones muy interesantes. Algunas casi de sketch…”, desliza y deja otra contagiosa risa británica.

-Ahora ya sos parte de la famosa saga de Star Wars. Al principio fue, casi en soledad, la princesa Leia (Carrie Fisher). Luego de mucho tiempo llegaron Rey (Daisy Ridley), Jyn (Felicity Jones) y ahora vos. ¿Te parece que hay ahí un nuevo patrón, más diverso e igualitario, para contar estas historias?
-Sí, totalmente. Creo que estamos experimentando un crecimiento coordinado en la industria y nos estamos adentrando en una nueva y desafiante era en la que los personajes femeninos están siendo explorados en profundad y a distintos niveles. Ya era hora, ¿no? (ríe). Lo bueno es que también dentro del género fantástico se están haciendo historias más complejas, con textos más elaborados y con una gran cantidad de mujeres que juegan de diferentes maneras dentro de la historia. Como actriz es muy interesante poder ser parte de ese proceso.

-En tu carrera te tocó viajar mucho, con personajes de todo tipo. ¿Te llega poner melancólica pasar mucho tiempo afuera de tu hogar?
Sí, definitivamente. Hubo una época en la que me ponía realmente mal, lloraba bastante y extrañaba sin parar. Lo que hago ahora si tengo que dejar mi casa de Londres por períodos muy largos es llevar conmigo a mi familia y amigos. Ya todos los saben y se adaptan rápidamente. Es divertido, se crea una especie de nido expandido alrededor mío que me contiene y ayuda mucho.

-¿Qué miembros de tu familia suelen acompañarte?
-En el último rodaje, por ejemplo, que fue en Egipto, me llevé a mi mamá y a mi hermano conmigo. Vinieron por poco tiempo y luego se volvieron y yo seguí trabajando, pero fue una hermosa experiencia tenerlos ese rato a mi lado.

“Soy bastante relajada con respecto a la fama y sobre todo, muy consciente de su volatilidad. Es algo que realmente puede cambiar en un segundo. Así como vino, algún día se irá”.

-¿Dónde te gustaría establecerte y formar tu propia familia?
-En realidad no lo tengo tan claro… Si bien soy de extrañar, creo que en el fondo me acostumbré un poco a este estilo de vida dinámico donde todo se mueve y cambia todo el tiempo. Como que le agarré el gusto. Yo también estoy cambiando todo el tiempo y estoy contenta con esta posibilidad de vivir experiencias tan distintas. No soy de la idea de pedirle tal o cual cosa a la vida o de planear absolutamente todo lo que me va a suceder. Sé que me encantaría formar mi familia, pero no tengo ni idea de cómo ni cuándo o dónde sucederá.

-Podría ser la Argentina…
-Sí, ¡ahí está! (ríe a carcajadas). Viajo a tu país, conozco un hombre, quedo embarazada, me caso y ¡listo! (vuelve a reír). Hablando en serio, aún no tuve la suerte de conocer Sudamérica pero te juro que está al tope de mi lista. Estoy desesperada por conocer esa parte del mundo, creo que la voy a amar.

-¿Cómo manejás la fama mundial, que en lugares tan dispares y lejanos como Indonesia o nuestro país te puedan reconocer en la calle casi enseguida?
– Soy bastante relajada con respecto a la fama y sobre todo, muy consciente de su volatilidad. Es algo que realmente puede cambiar en un segundo. Es importante para mí mantenerme siempre realista respecto a eso. Así como vino, algún día se irá.

-Según ha trascendido, sos una de las pocas personas en el mundo que sabe cómo terminará Game of Thrones. ¿Qué pensás que puede llegar a suceder con los fans con ese final?
-Leí esa idea en varias partes pero lo cierto es que (enfatiza) nadie sabe como finalizará la temporada final. Hay tantas historias y personajes involucrados que todo ha sido compartimentado como para que nadie tenga el panorama completo. No nos “spoilearon” el final aún, lo cual es fantástico porque cada uno de nosotros sigue adivinando y conjeturando para qué lado irá la historia. Respecto a los fans, creo que todos estarán tristes de una u otra manera ya que el sentimiento de pérdida es algo que no será fácil de sobrellevar.

-¿Te incluís en eso?
-Sí, claro. La serie significó muchísimo para mí y dejar de hacerla y de ver a las personas con las que compartí tanto no va a ser sencillo. Es como la sensación de terminar el colegio. Es triste, y a la vez inevitable. Como a los fans, también me costará dejarlo ir… –

 

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.