Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Las sopas caseras permiten mezclar variedad de ingredientes en un único plato acompañado por una copa de vino.
29/05/2018

Especial Sopas

Vino y sopas caseras: los mejores maridajes

Por Lucila de Hoyos | Acompañar sopas con vino blanco o tinto es la nueva tendencia que ofrece combinaciones explosivas para todos los gustos.

Los bares de vinos pisan cada vez más fuerte en la noche porteña como una opción para catar bebidas nacionales o extranjeras y también para comer rico. Las cartas ideadas por sommeliers garantizan maridajes perfectos para cada plato detallado en el menú y tienen como novedad la inclusión de las sopas caseras. ¿La más elegida? El gazpacho, tradicional sopa fría a base de tomate, es de las más sugeridas para una experiencia gourmet completa.

A la hora de acompañar un vino, los mariscos ocupaban el podio de los más escogidos. En pos de innovar las formas tradicionales y combinar sabores, las sopas tienen su lugar en las cartas elaboradas por sommeliers especialistas. Por un lado, se sugiere optar por un vino blanco si la sopa tiene textura de caldo, mientras que si uno de sus ingredientes es carne, se prefiere optar por un tinto. A su vez, si la sopa se presenta como entrada, son muchos los tragos con vino que pueden ser sus mejores aliados: espumantes con tintes de menta, jengibre o arándanos, así como el cóctel Campari con agregados cítricos.

Sopas y vinos, la combinación gastronómica implementada en los bares porteños llega al hogar.

Esta cultura de tomar todo tipo de sopas con vino no solamente se practica en los bares, sino que permite implementarlo en las casas por su facilidad de elaboración y por su abanico de sabores. Por ejemplo, para las clásicas a base de arroz se recomienda la uva tinta Syrah por su elevada acidez que combina a la perfección. Los vinos dulces rosados van perfecto con las sopas con papa, ya que logran realzar los sabores con un resultado agridulce. Aquellas preparadas con fideos son deliciosas, como es la costumbre, con vino blanco, aunque también lo son con tintos muy frutales y aromáticos. Entre los vinos blancos, en la provincia mendocina se destacan el Single Vineyard Petit Manseng o el Saint Felicien Semillon Doux para complementar el plato. Para los más tradicionales, las sopas pueden también incluir los alimentos comúnmente elegidos para el acompañamiento de vinos, como mariscos o frutos de mar.

Con el fin de una actualización sobre estas nuevas tendencias, muchas empresas que incentivan la cocina casera armaron comunidades de usuarios con fuerte hincapié en las novedades culinarias y el fomento del bienestar general. Entre ellas, la Comunidad Yelmo promueve estilos de vida “en viaje hacia lo nuevo” y destaca recetas caseras que pueden consumirse con una amplia gama de maridajes. Entre ellas, la sopa de camarones que se suele tomar con vinos blancos dulces e incluso con un audaz medio y medio uruguayo. Por su parte, la sopa cremosa de langosta se sugiere con un delicioso vino blanco y seco; así como la preparada con cordero exige un exquisito cabernet.

No todo está escrito en materia de sopas y vinos. La propuesta invita a jugar, inventar nuevas posibilidades y vivir una experiencia de cata propia sin precedentes. El primer paso es animarse a cocinar y descubrir maridajes sensacionales y repletos de sabor.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.