Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Cocinar la sopa juntos para adquirir hábitos saludables.
03/06/2018

Minisopas: cocina amigable y nutritiva para niños

Por Lucila de Hoyos | Tips para cocinar sopas de forma sabrosa, divertida y saludable para los niños.

¿Cómo hacer para que los más chicos consuman alimentos saludables en sus rutinas diarias? En una encuesta realizada por Perfil se descubrió que un 37% de los padres de chicos en edad de crecimiento no está conforme con la nutrición de sus hijos. Las frutas, las frutas secas, las semillas, el pescado, las legumbres, los lácteos y las verduras de hoja verde comparten el podio de los alimentos que les gustaría incorporar a sus dietas. Sin embargo, no todo es negativo ya que el 82% de los encuestados cree que esas comidas pueden ser incorporadas en una sopa. Es que la sopa tiene esa característica: permite comer rico, sano y variado.

Una de las opciones para incorporar los ingredientes saludables a este plato tradicional es utilizar electrodomésticos como cortadoras de alimentos, batidoras o licuadoras para que los niños puedan ingerir bocados y sorbos pequeños de una forma más amigable. Las sopas tienen un plus que es que pueden ser consumidas desde temprana edad y son versátiles para cualquier momento del día como entrada o plato principal. Además pueden consumirse tanto frías como calientes a gusto del niño y pueden disfrazar los ingredientes que no sean de su agrado con otros más fuertes que complementen el plato.

Otro tip para lograr incorporarlas a la dieta de los chicos es precocinar las verduras, tanto con una vaporera o en una olla, para que queden más suaves y fáciles de consumir. ¡Ojo! De todas formas se aconseja evitar el exceso de manipulación de este tipo de ingredientes para que mantengan sus propiedades nutricionales. Su aporte es fundamental ya que son ricas en fibras y minerales y las de tallo son a su vez hidratantes. En cambio, las carnes son ricas en proteínas, indispensables para el crecimiento.

Se destaca otra ventaja de las sopas elaboradas en casa que es su posibilidad de combinar múltiples sabores, texturas y colores. La sopa permite jugar con el plato, ofrecer algo diferente para entretener a los más chicos. Incluso se pueden utilizar ciertos toppings más amigables para los chicos como pedacitos de pan, trocitos de queso o queso crema para incentivar la ingesta del plato completo.

Para lograr un mayor estímulo, se puede inculcar a los niños un poco más grandes en las tareas sencillas de la cocina como revolver o probar los alimentos a medida que se preparan. ¡Hacerlos parte del trabajo permite que quieran degustar su propia creación!

Enseñar a ingerir alimentos saludables desde temprana edad y demostrar que pueden formar parte de platos exquisitos como los distintos tipos de sopa predispone a los chicos a adoptar hábitos alimenticios saludables el resto de su vida. Además, gracias a las ventajas del uso de electrodomésticos en su elaboración, prepararlas es cada vez más simple y más personalizado, hecho que permite adaptar la comida a la dieta de cada chico. ¡La clave está en lograr un balance perfecto y lleno de sabor!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *