Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

03/06/2018

Tini Stoessel: “Confié en mucha gente que me desilusionó”

Por Fernando Gomez Dossena | Llegó a la mayoría de edad y se siente renovada. Separada de su novio (un modelo español) y transitando nuevos ritmos con su música, se anima a mostrarse más sexy y madura que nunca. Aquí, revela cuál es su profesión frustrada y confiesa que lloró por amor.

Nos recibe en la habitación de un hotel. Está acostada sobre la cama con el celular en su mano. Su cara y su cuerpo no disimulan las ganas que tiene de postear el nuevo corte de su nuevo álbum en Instagram. El tema se llama Princesa y lo canta a dúo con la artista colombiana Carol G. “Es algo diferente a todo lo que hice hasta ahora. Tiene ritmos bien pegadizos y urbanos y encima me animé a hacerlo con otra mujer. Eso habla del tiempo que estamos viviendo, el de las chicas empoderadas. ¡Y el video es muy sexy!”, dice Tini y aprieta el botón publicar. No puede ocultar su alegría, se sienta y comienza a hablar de otra gran colaboración, la gran excusa de esta jornada. Es la imagen de la nueva fragancia Rebel Love de Agatha Ruíz de la Prada junto a la hija de la diseñadora, Cósima Ramírez. “Me encanta ser parte de su universo tan colorido. Las tres nos identificamos con el valor que le damos al trabajo. Y Agatha me dijo que me eligió porque le gusta mi energía, mi llegada a los jóvenes y mi espíritu de libertad”, cuenta Tini, que por un segundo se detiene sobre la pantalla de su celular, y ve que en tan sólo 3 minutos su posteo tiene 100 miles likes. Alejada de Violetta (el programa de Disney que la catapultó a la fama en todo el mundo) Martina continúa siendo una estrella indiscutida.

-Solés remarcar que hay una “Tini” diferente, ¿en qué sentido?
-En varios aspectos. Primero en lo que respecta a mi música. Hoy exploro sonidos latinos, urbanos y callejeros. Siento que es una nueva era o etapa en todo sentido. Me encuentro en lugares que no me había imaginado antes. En un punto a veces me veo y no me reconozco. ¡Y eso me encanta!

-¿Te sentís más jugada?
-Estoy más grande (risas). Ya cumplí 21, tengo la mayoría de edad en todo el mundo. Hoy puedo animarme a hacer cosas que antes no me sentía del todo preparada. Estoy más segura, quiero probar y ser libre.

Lee también:
>Las nuevas it girls creadas por computadora

 

-Estás muy sexy en el video, ¿te costó mostrarte así?
-No. Juro que escucho la palabra acción y todo fluye. Soy muy tranquila, pero arriba del escenario me encanta jugar a ser sensual. Si estoy cómoda me entrego al ciento por ciento. Me sale, me gusta que sea genuino y no forzado, como hubiera sido hace tres años.

-Hace tiempo sos una gran referente para muchas chicas, ¿qué buscás transmitirles en estas épocas del girl power?
-Buenos valores. Fui una bendecida en todo sentido porque mi familia nos crió a mí hermano Fran y a mí de igual a igual. Nunca hicieron diferencia de género. Me encanta poder darles ese mensaje de igualdad.

-¿Y a la hora de trabajar? ¿sufriste diferencias?
-Por suerte nunca me topé con nada raro, pero sé que sucede en muchas partes del mundo. Eso se tiene que terminar. Estoy a favor de la igualdad entre el hombre y la mujer. No pido más que eso, exijo lo más simple. Todos tenemos que tener las mismas posibilidades.

-La fragancia de Agatha se llama Rebel Love, ¿tenés un costado rebelde?
-Me lo pregunto muchas veces… (Piensa). Nunca fui de hacer lío, digamos. Pero siempre fui una chica de tomar mis propias decisiones y de hacer lo que quería. Me acuerdo -justo ahora estoy separada- que cuando conocí a “Pepe” (Barroso, modelo español), nos enamoramos y un día a los 19 años y le dije a mi mamá que me iba a vivir a Madrid con él. No me siento rebelde, siento que soy libre y voy detrás de mi deseo.

-Fuiste claramente una chica muy obediente…
-Más bien tranquila, pero muchas veces durante las giras y grabaciones de Violetta me quise teñir el pelo o hacer tatuajes. Por suerte, en mi casa siempre existió la posibilidad de la charla y el planteo, entonces no necesité ser rebelde, porque no tuve que romper muchas reglas porque no me imponían cosas. Nunca necesité escarparme de casa ni ratearme del colegio. Además, mi adolescencia la viví trabajando.

-¿Cómo estás respecto de tu separación?
-Estoy bien, las separaciones son siempre difíciles, más cuando hubo tanto amor. Tomamos la decisión desde un lugar muy sano, no terminamos porque alguien haya engañado al otro, por ejemplo. Nada más lejos de que algo así haya pasado, de hecho nos separamos antes para que no suceda algo así y no arruinar el vínculo. Obviamente lo extraño, pero siento que si tenemos que volver a estar juntos, estaremos. Estoy segura de que los caminos de la vida nos van a reencontrar y seguro va a ser con amor.

-¿Cómo transitás los momentos de bajón?
-Me doy el espacio para llorar, llamo a una amiga y le pido que venga a charlar conmigo. Después trato de salir bastante, de distraerme. No elijo quedarme en el lugar de la víctima, porque al fin y al cabo la vida sigue.

-¿Lloraste mucho por amor?
-Me puse muy triste… pero me concentré en salir adelante.
-Solés estar alegre, entonces…
-Sí. No se me cruzan mucho los cables. Soy más que nada tranquila, pero de repente si algo me molesta y me enojo y no puedo disimularlo. Suelo decirlo con todo respeto. No tengo TOC´s , ni obsesiones…

-¿Sos una chica romántica?
-Sí, un poco. Soy más que nada cariñosa. No te espero con el desayuno en la cama, soy más bien apegada, de abrazar al otro… Eso sí, a los dos días de conocerte te confieso mi amor.

-¿Te encontraste en esta larga carrera con gente que te haya desilusionado?
-Sí. Confié en mucha gente que pensaba que eran mis amigos y de repente me di cuenta de que no era tan así. Eso te enseña a crecer.

-¿Por interés?
-No lo sé, nunca lo supe. Los amigos se cuentan con los dedos de las manos. Darse cuenta de eso también es madurar.

-¿Qué hacés en tu tiempo libre?
-Aprovecho para no hacer nada. Me quedo en casa o me junto con mis amigas del colegio que me conocen desde los 3 años. Muchas veces salimos a cenar, tomamos un vino o pedimos comida y miramos una película o series. Ese mi plan preferido. ¡Ah! Cuando me encuentro con ellas, las maquillo y les corto el pelo. Esa es mi profesión frustrada, porque me encanta la moda, la estética, el pelo y el make up. Quizá muchas veces no salgo, pero pasan por casa y les hago los rulos, las maquillo y después se van (risas).

-Imagino que debe ser difícil para vos tener la posibilidad de conocer un chico, ¿cómo hacés? ¿tenés artimañas especiales para lograrlo?
-No me queda otra de que sea dentro de cuatro paredes. Porque me ven con alguien una vez y ya están todos diciendo que estoy de novia, y nada que ver. Me aceleran el proceso y muchas veces el chico se espanta. Prefiero mantenerlo de la manera más tranquila posible. Tampoco conocí tantos chicos en mi vida, pero lo hago de forma oculta, se lo comento a mis papás y hasta que no sea segura la cosa, no digo nada.

-Cumpliste 21, ¿tenés planes de irte a vivir sola?
-Durante tres años cuando estaba de gira sólo vivía 15 días en mi casa. Recién este 2018 estuve 4 meses en mi hogar y lo disfruté al máximo. Quizá después de dos años instalada en Buenos Aires me den ganas de mudarme, pero no lo sé, no sé si me hallaría viviendo sola. No sé ni cocinar, prefiero comer con mi mamá o desayunar con mi papá y mi hermano.

-¿Qué es lo más complejo de mostrarte como “una nueva Tini”?
-(Piensa). Lo más difícil fue y es la exposición. Eso me chocó siempre. Me han acusado de estar enferma, de dejar a mi novio por otro chico, ¡tremendo! No entiendo cómo alguien que no me conoce puede hacerme daño porque sí o insultarme en las redes sociales… Te dan ganas de salir y gritar a los cuatro vientos que todo es mentira, pero preferís el silencio. Es difícil soportarlo.

Lee también:
>Gigi Hadid impone el estilo total pink

 

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.