Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

24/06/2018

Strong zumba: conocé la gym del buen humor

Por Malen Lesser | Es el nuevo hit en sistemas de entrenamiento fuerte. Y aunque mantiene como conector a la música, está lejos del baile: se propone subir la potencia, activar el metabolismo, quemar calorías, trabajar masa muscular, aumentar la resistencia y el trabajo cardiovascular.

Strong by Zumba es entrenamiento de alta intensidad, conocido como HIIT (Entrenamiento por intervalos de alta intensidad). Son los clásicos golpes del Taebox, el Body Combat o el Bootcamp, combinados con ejercicios simples como sentadillas y abdominales diseñados para acondicionar toda la masa muscular del cuerpo y quemar grasas de una manera increíble, no sólo porque la combinación entre el entrenamiento funcional y lo aeróbico lleva a potenciar y conseguir más rápido ese resultado, sino porque se descubrió que entrenar de esta forma, intensamente, hace que el músculo siga trabajando luego de terminada la clase y hasta incluso 48 horas después”, promete Nicolás Aimeale, master trainer en Argentina y toda Latinoamérica. Con más de 20 años en el mundo del fitness, el formador de instructores en Strong Zumba se entusiasma con el nuevo programa y asegura que es revolucionario.
“Es un ejercicio fantástico porque no se necesita más que el propio cuerpo, un instructor preparado y la música. En una hora hacés un trabajo completísimo. Es perfecto para personas que disponen de poco tiempo, y lo pueden practicar todos por igual, sin importar la edad, pero que están sin lesiones ni impedimentos, por supuesto“.

La música, la clave
El colombiano Alberto Pérez es el mentor de la marca y el que creó esta nueva forma de ejercitarse que ya hace un tiempo llegó a Argentina y se expande por el mundo. Su primer amor fue el Zumba, la ya tradicional clase de baile como excusa para entrenar diferentes grupos musculares del cuerpo, que consiguió llegar a 190 países y tener millones de adeptos. “Con ésto se quizo dar respuesta a un público que necesitaba entrenar más fuerte, que por ahí no era el que estaba tan ligado al baile. Eso sí, la música es acá fundamental también. Es el nexo y el latido de la clase porque está especialmente realizada por DJ´s (como Steve Aoki o Krewella) e ingenieros que trabajan para que el ritmo caiga justo para cada una de las cuatro partes en lasque se divide la clase. Es decir, se diseñan los ejercicios y luego, la música, por eso los temas funcionan como guía“. Los alumnos en general destacan que la música les permite llevar más allá de sus límites el entrenamiento. Mantiene motivados a aquellos que llevan adelante un descenso de peso, ya que además de disminuir grasas, tonificar el cuerpo y definir los músculos, genera endorfinas por lo que levanta el estado de ánimo y previene enfermedades. Julieta Amendolari (35) asiste a clases en de Strong by Zumba en Sport Club de Nuñez hace seis meses. “Es una forma fuerte y divertida de trabajar mi cuerpo. Mejoré mucho mi fuerza y mi resistencia y hacerlo en grupo con música electrónica que te va marcando la frecuencia de todo es genial, la motivación explota”, cuenta sonriente. Federico Pontigia (27) es estudiante de abogacía y destaca que antes de anotarse en las clases, perdía tiempo en realizar una rutina con máquinas, el circulo vicioso de no hacer actividad física por falta de tiempo lo llevaba a sentirse mal, hasta que se encontró con la novedad hace unos pocos meses. “Me gusta porque trabaja bastante la zona media y lo hace sin elementos, sólo con el peso del propio cuerpo, pero los músculos se marcan como si lo hicieras con máquinas al tener esta combinación con lo aeróbico, resulta un buen equilibrio entre fuerza y movimiento sin el tiempo que llevaría el típico circuito de gimnasio, que además aburre“, concluye.

Lee también:
>Gym hipopresiva: ¡chau abdominales!

 

Presencia en redes
Caro Sukis, una argentina radicada en Miami, que también es instructora de la disciplina, es además influencer en el mundo del fitness. Con 116 millones de seguidores, lo recomienda y aclara que hay tres niveles: low, básico y max. Cada instructor indica a cada alumno cómo avanzar, a la vez que se puede trabajar en varios niveles en un grupo o hacerlo en un solo nivel. “Es importante el soporte digital de esta plataforma, porque la marca desde su página www.strongbyzumba difunde mensualmente los contenidos para que los instructores capacitados tengan el material de las nuevas series y la música que los ingenieros van creando, además de tener un registro de las clases y horarios de todo la región. La alineación de criterios para los entrenadores es fundamental“, comenta Sukis .En su cuenta de Instagram muestra distintas disciplinas de entrenamiento como boxeo, pilates, baile, entrenamiento funcional, yoga. “Cuando descubrí Strong by Zumba –aclara- me enamoré instantáneamente por la fusión de técnicas que combina y no dudé en capacitarme para aprender más”. Quemás entre 700 800calorías por clases, es increíble. “Lo uso para entrenarme cuando estoy de viaje y no tengo la motivación que te da un gimnasio. Es increíble como la música te engancha enseguida y hasta el final”, no duda en afirmar. En dos años ha crecido mucho en varios países y los diferentes influencers como Sukisla destacan como tendencia. “Cada vez que voy a Argentina se ve más en los gimnasios del país e incluso en el Rosedal de Palermo y clases privadas de personal trainers que ingresan al programa”, destaca la entrenadora. Un promedio de 100 personas por fin de semana asisten también a las clases de formación intensivas que el mismo Aimeale da en sus giras por las provincias. Intensivo, sencillo y en ascenso, el método promete transformar rápidamente los esfuerzos en resultados.

Fotos: gentileza Strog by Zumba.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.