Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

18/07/2018

Paula Costales: La skater argentina que domina la calle

Por Fernando Gomez Dossena l Se animó a un deporte muy vinculado a lo masculino y triunfó. Es una de las mejores de Latinoamérica y difunde esta disciplina por el país.

La pasión por el deporte la acompañó desde muy chica. En su Rosario natal (más precisamente en el barrio de Arroyito) estaba todo el tiempo en movimiento. Primero fue la gimnasia deportiva, después el básquet, más tarde el atletismo y, por último, se escapaba al río para hacer canotaje. Hasta que un día cuando salía de su casa vio en la cuadra a unos chicos con skate. Le llamó la atención, no le importó para nada ser mujer y al otro día ya estaba aprendiendo con ellos y una tabla prestada los primeros trucos de esta disciplina. “Me generó un poco de vergüenza al comienzo, porque casi nadie lo hacía en Rosario y menos chicas, pero me entusiasmó tanto que mi único objetivo fue ahorrar dinero para comprarme mi primer skate a los 16 años”, recuerda Paula Costales (31), una de las mejores skaters de Sudamérica. Comenzó a aprender con los amigos del barrio -en esa época la cantante canadiense Avril Lavigne comenzaba a hacerse famosa y la relacionaban con ella, por ese entonces, la única chica que iba con la tabla debajo del brazo- y de forma autodidacta, hasta que terminó la Secundaria y tuvo que decidir qué hacer. “Me anoté en la carrera de Marketing y enseguida la abandoné. Yo sabía que lo único que quería hacer en mi vida era andar en skate”, remarca la figura del equipo de skate argentino de adidas Skateboarding. Paula es parte de este team que, además de ayudarla en el desarrollo de la profesión, colabora con la difusión del deporte en el país. Lo que más la sedujo de esta disciplina fue la libertad que genera no sólo al andar, sino también a la hora de practicarlo. “Si tenés la tabla podés salir en cualquier momento y lugar y esa sensación es maravillosa”, acota. Antes de llegar a competir empezó a dar clases en escuelitas y skate parks de Rosario, en donde todavía no había muchos, viajó a Buenos Aires y ahí conoció a sponsors que propulsaron su carrera en Argentina y en el exterior. Después de varios años de viajes y largas temporadas de torneos (su mayor desafío fue en Nueva Zelanda en donde tuvo muchísimo éxito y se quedó por una temporada de 6 meses) decidió dedicarse más a fondo a la enseñanza, como en la actualidad que imparte clases en varias escuelitas, en un colegio secundario rosarino y cumplió el sueño de construir el primer Skate park indoor en su ciudad.

“Si tenés la tabla de skate, podés salir a andar en cualquier momento y lugar y esa sensación es maravillosa”.

Su rutina de entrenamiento es bastante compleja, pero organizada. “Salgo como mínimo cuatro veces por semana y entreno entre dos horas y cuatro, depende de mis ganas”, explica y agrega: “Completo mi entrenamiento con yoga, Pilates, fortalecimiento en gimnasio y en verano surfeo. Amo los deportes con tabla”.
Paula recalca todo el tiempo que jamás se sintió menos por brillar en un deporte más bien masculino. “Nunca me trataton como una minita, sino como un par. Lo que sucede en el mundo del skate es que está muy vinculado a la cultura de la calle y eso te abre la cabeza”, sentencia. Acto seguido, asegura que al salir a la calle con la tabla se entrenan muchísimo las piernas, los glúteos y las articulaciones en general, aparte de la creatividad, pero más que nada es un deporte mental en el cual lo más importante es superar las trabas mentales y el miedo. “Observás y creás en el momento, andar en skate es como un arte. Buscás y desarrollás tu propio estilo en cualquier momento y lugar”, explica.
Cuando el skate no domina su vida, Paula trabaja de niñera y cuida casas. Hace tiempo, junto a su pareja que es instructor de kite surf, decidieron llevar una vida nómade. “Es mucho más sencillo, nos permite viajar sin ataduras y estamos todo el tiempo cambiando. Somos así, lo único que siempre tenemos con nosotros es a nuestra perra y una tabla para salir a andar por cualquier lado”, cuenta.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.