Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

BIEN TUERCA. Acercarse a un vehículo como la moto propone otro gran desafío: ir al taller, repararla y saber bastante de mecánica.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Motoqueras, una tendencia que no para de crecer
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.