Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

23/08/2018

Realidad virtual: diseñar en un universo paralelo

Por Florencia Rodríguez Petersen | El futuro llegó a BAFWEEK y los visitantes pueden disfrutar en primera persona experiencias de realidad mixta y de inteligencia artificial aplicadas al mundo de la moda.

En BAFWEEK, la moda va mucho más allá de las pasarelas. Además del stand de Natura, con las última tendencias en make up, los visitantes pueden visitar el stand de Microsoft y conocer cómo la inteligencia virtual está impactando en el mundo fashion.

En Argentina tenemos un ecosistema de innovación súper importante“, exclama Ezequiel Glinsky, Director de procesos de transformación digital de Microsoft Argentina. La compañía instaló un espacio donde el público puede experimentar aplicaciones de inteligencia artificial y realidad mixta. “Buscamos democratizar plataformas y tecnologías”, señala con la certeza de que para una industria acostumbrada a reinventarse temporada tras temporada, como es la moda, incorporar nuevos elementos es un desafío posible. 

En un rincón, una cámara toma dos capturas de la persona: un primer plano para definir su edad (con una certeza que sorprendió a más de uno), tono de piel, color de ojos y pelo y hasta intenta predecir un estado de ánimo (de nuevo, el mismo es atinado en numerosas ocasiones); y un plano general que describe el estilo a partir de la ropa que uno lleva puesto. Con esas variables y conociendo qué marcas integran la grilla de BAFWEEK, la máquina responde con posibles opciones para vestir y recomienda a qué diseñadores prestar atención.

En el siguiente espacio sólo hay un maniquí y unos anteojos. No se trata de unas gafas cualquiera sino de unos Hololens, creados por la compañía para trabajar en realidad mixta. Este es un dispositivo de realidad mixta. No aisla a quien lo usa de su ambiente, pero le permite ver más allá e interactuar con personas que estén en otros lugares. En este caso, la experiencia del usuario permite visualizar el holograma de un vestido con piezas que se pueden intecambiar con un simple movimiento del dedo índice. también admite cambiar el color dle mismo dentro de una paleta preseleccionada.

“Usamos inteligencia artificial permanentemente. Quizás es invisible. Pero está ahí cuando desde un sitio de música nos recomiendan una canción, cuando elegís una película para mirar o cuando tras concretar una compra online te dicen que si elegiste tal ítem probablemente quieras complementarlo con tal otro. Lo lindo es que te hace la vida más fácil. Hablamos de una revolución invisible porque la tecnología está ahí impactando en lo que hacemos aunque no la veamos”, explica Glinsky. Consciente de la importancia que tiene para los usuario la privacidad y la protección de los datos personales, explica que la información se hace anónima al instante. “La nueva moneda de cambio son los datos”, señala y sigue: “Los sensores, la información que generamos en nuestra vida es súper interesante para las empresas. En Microsoft tenemos una mirada diferencial sobre este tema y por eso elegimos ‘anonimizar’ la información: no guardamos la cara ni otros datos. Somos muy cuidadosos en lo que tiene que ver con la privacidad”, remata.

Si bien todavía falta para que este tipo de dispositivos sean de uso masivo, adelanta que están trabajando con firmas locales -ligadas al retail- en la implementación de experiencias que permitan, a través de la inteligencia artificial y de dispositivos de realidad mixta, fortalecer el diálogo de la marca con sus clientes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.