Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

05/10/2018

María Pedraza: a solas con la más buscada de La casa de papel

Por Fernando Gomez Dossena | (Desde Madrid) Fue la rehén estrella de La casa de papel y hoy regresa con todo: será la gran protagonista de Elite, una serie juvenil de Netflix en la que el sexo, las drogas y la corrupción están a la orden del día.

Esta sentada con uniforme escolar en un banco de la escuela Las Encinas, el colegio de ficción más top de toda España. Es menuda, tiene piel muy blanca y sus rulos colorados y esos ojos celestes llaman muchísimo la atención. Así como su tonada castiza y su sonrisa bien añinada. María Pedraza es la gran revelación española de los últimos años. Desde los 8 años que estudia danza, primero se especializó en baile español hasta que prefirió el clásico y se anotó en el Conservatorio Nacional en Madrid. Siempre soñó con ser la mejor bailarina de la península hasta que el director Esteban Crespo la descubrió un día vía Instagram y la contactó para protagonizar su película Amar. Con tan sólo 20 años dio mucho que hablar por las escenas jugadas de sexo que se animó a interpretar. Ese mismo año se sumó al súper éxito La casa de papel en el rol de Allison Williams, la hija del embajador británico. “La televisión fue mi escuela de actuación”, cuenta entre risas María, que el 5 de octubre estrena la serie Elite (Netflix), de la cual es la gran protagonista. La nueva propuesta española es de corte juvenil, pero se inmiscuye en temas bien adultos, como la bisexualidad, los tríos amorosos, la droga, la discriminación, el bullying y la corrupción. Todo se desencadena cuando al colegio más top de España entran tres alumnos de clase baja que fueron becados porque su colegio se incendió a causa de un acto de corrupción. La inclusión de los estudiantes y un crímen serán, entre otros, los ejes de la trama. “Mi personaje se llama Marina, pertence a la clase alta aunque reniegue completamente de eso. No tiene mucho contacto con su círculo de amigos porque no se siente a gusto, rechaza todo, es muy madura y busca vivir otro tipo de vida”, señala y añade: “Lo único que quiere es disfrutar, vive todo de manera pasional al máximo y se juega por la gente que quiere. Me identifico mucho con ella, soy bastante parecida y por eso la adoro”. A diferencia de Marina la actriz de 22 años no tuvo una escolaridad normal. Sólo cursó la primaria hasta los 9 años y después por su dedicación a la danza hizo educación a distancia. “Era un caos, siempre fui muy despistada y se me hacía muy complejo el estudio. Claramente como alumna nunca hubiera podido estar en una escuela de elite como la de la serie”, comenta. María recalca que jamás sufrió bullying -tema recurrente en la serie- pero que en caso de haberlo vivido hubiera respondido inmediatamente. “Parezco buenita, pero soy bastante brava y contestaria”, revela.

En Elite, María comparte nuevamente elenco con dos jóvenes de La casa de papel, Miguel Herrán (Río) y Jaime Lorente (Denver). “Cuando me convocaron no sabía que iba a estar con ellos, así que cuando me enteré me puse muy feliz”, acota, quien todavía no dimensiona el suceso que fue esa serie española de Antena 3. “No esperábamos para nada la locura que se armó, no soy consciente del fenómeno. Todavía no entendí lo qué es la fama ni estar en un programa que sea vea en más de 190 países”, revela y acota: “No le tengo miedo a la popularidad porque sé que siempre seré María. Estoy muy mentalizada en no cambiar, en ser la misma”, enfatiza, quien espera el estreno de la película ¿A quién te llevarías a una isla desierta? Y de la tira Toy Boy. Pedraza se confiesa amante de la moda desde muy chica, cuenta que con su hermana menor siempre se sacó fotos con looks diferentes para mostrar en su red social preferida, Instagram. “Es mi canal de comunicación, me encanta compartir mi día a día con mis seguidores”, señala. Sus followers se multiplicaron después de La casa de papel, de la misma manera que sus propuestas laborales. Así, sencilla, simpática y un poco irreverente es esta nueva estrella española que está dispuesta a comerse el mundo. “Aunque pienso dejar algunas migas para los demás”, agrega con una dulce carcajada”.

Lee también:
>Andrea Carballo, la argentina de Las Chicas del Cable

 

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.