Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

04/12/2018

Belleza

Pantallas peligrosas

Por Silvia Pardo | Todo el día mirando dispositivos electrónicos tiene sus consecuencias estéticas: arrugas tempranas y piel opaca. Todo sobre el fenómeno “computer o screen face”, provocado por la luz azul de celulares, tablets, televisores y computadoras.

El sol sin protección daña” es el lema dela 25 Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel que lanzó la Sociedad Argentina de Dermatología, en la cual nos alerta sobre el daño que puede generar
el sol sobre nuestra piel, cuando no la protegemos en forma adecuada. Pero, ¿qué ocurre cuando esos rayos no son del sol sino de la luz de las pantallas de nuestros dispositivos electrónicos? También tienen efectos sobre nuestra dermis, pero por suerte no son médicos, sino sólo estéticos. Se trata de un nuevo fenómeno llamado “Computer o Screen Face”, responsable del “envejecimiento digital”.

LOS EFECTOS DE LA LUZ AZUL
“Se conoce como Computer o Screen Face a la acción que ejerce sobre la piel de la cara la “luz visible de alta energía” (HEV, High Energy Visible) también conocida como luz azul, emitida por
las pantallas LED de computadoras, televisores, tablets y celulares. Si bien esta luz no produce eritema ni ardor como los rayos de luz UV del sol, ni tampoco aumenta el riesgo de tumores, induce
hiperpigmentación y acelera el fotodaño”, dice la Dra. Paula Luna, MN 110753, médica dermatóloga del Hospital Alemán.
“La exposición a las pantallas podría explicar, por ejemplo, la aparición de manchas oscuras en la cara (melasmas) o su empeoramiento,” advierte la Dra. Adriana Raimondi, médica especialista en Dermatología UBA y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Pero aclara que “las evidencias acerca del potencial daño sobre la piel muestran que no parece producir cáncer de piel. Sigue siendo mucho más serio y relevante el daño por exposición a rayos UV, que sí lo provocan”. Las consecuencias a esta larga exposición a las pantallas es el incremento de la producción de radicales libres, lo que genera, entre otras cosas, la inflamación crónica de la piel, la deshidratación, una severa alteración de la pigmentación y envejecimiento de la piel.
Los signos de alerta son:
Aumento de las arrugas y líneas de expresión.
Envejecimiento prematuro.
Manchas (melasmas).
Pérdida de firmeza y elasticidad.
Piel opaca.

ARRUGAS Y POSTURA CORPORAL
Además de estos efectos de la luz azul, la doctoraRaimondi menciona que la posición corporal frente a las pantallas, “podría aumentar las arrugas dinámicas por gesticulación ante la computadora o la tablet”. En especial, la formación de arrugas en la
frente, zona alrededor de los ojos, descolgamiento de las mejillas, papada y flacidez en el cuello. Además, el cuello suele estar doblado hacia abajo, por lo cual los músculos y la piel van perdiendo elasticidad hasta que aparece el doble mentón. Para evitar estos efectos es indispensable: Colocar la pantalla de la computadora a la altura de los ojos de manera que la cabeza quede derecha y no sea necesario flexionar el cuello hacia abajo. Y, cada hora y media levantarse a estirarse y relajarse.

CONSEJOS DE ESPECIALISTAS
“El consejo dermatológico de prevención sigue siendo la protección contra rayos UV, hasta nuevo aviso”, recomienda la doctora Raimondi. Por otro lado, la Dra. Griselda Seleme, MN 80033, médica especialista en Cirugía Plástica y Estética, aconseja bajar el brillo de las pantallas, evitar la sobreexposición e hidratar la piel con una crema antioxidante. “Además, es necesario aplicar los mismos cuidados que para estar bajo el sol: la aplicación de protector solar debe ser parte de la rutina de belleza de la piel, incluso en la oficina”.
“Para protegerse, existen en desarrollo nuevos productos que buscan bloquear estos rayos. Por el momento, los protectores solares con color suelen ser los más efectivos contra el espectro de luz visible. Ahora, una vez que el daño ya está instalado, existen distinta cremas depigmentantes, peelings y láseres para revertirlo”, dice la doctora Luna. Ya existen productos específicos para proteger la piel de la luz azul y ambiental: cuentan con bluescreen y nanosferas –permiten que las sustancias lleguen a las capas profundas de la piel– con vitamina A y E. Favorecen la elasticidad de la piel, previenen el envejecimiento y tienen acción antioxidante.
Por supuesto, nunca debe faltar la correcta rutina de limpieza diaria, de mañana y de noche.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.