Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

27/12/2018

Nuestro Hombre

Juan Guilera: “Deseo que las mujeres no callen nunca más»

Por Noelia Fraguela | El actor de la tira Millennials revisa su historia amorosa, sus decepciones y su forma de seducir. Expareja de Thelma Fardín, reivindica la lucha feminista y habla del duro momento que vivió la actriz.

«En el taxi, llego en cinco” avisa Juan. Sólo dispone de 45 minutos para la entrevista en el bar palermitano La Covacha. El día arrancó muy temprano con el rodaje de Millennials, la tira de Net TV, y luego se irá corriendo -literalmente- a los estudios de El Trece para grabar La tribuna de Guido. Está en su mejor momento y lo sabe, aunque la fama no altera una auténtica sencillez que lo acompaña en cada palabra. Cuando el viento no soplaba a favor, supo ganarse el pan trabajando en un videoclub, luego como telemarketer y hasta como
albañil por un mes. “Los asados de los viernes eran lo mejor”, recuerda divertido. Se mueve sin agenda fija y cuando tiene tiempo
le gusta juntarse con amigos, jugar al fútbol, pintar o leer de astrología. “Vengo con un ritmo caliente”, sonríe al llegar. Pide una IPA de la casa y una salchicha envuelta con “de todo”. “¿No querés probar? Está buenísima”, ofrece acercando el tenedor.

-Veo que comés bien ¿Te importa la imagen?
-Me tiene que importar porque trabajo de eso, si no, no me importaría… Por suerte tengo un buen metabolismo y hago mucho deporte, así que puedo comer lo que quiera. Como variado y muy bien.

-Aparte se nota que sos inquieto...
-Sí. Soy Aries (se ríe). En este momento mi vida es un quilombo. A  veces desayuno en etapas. Estoy grabando todos los días y me dan el plan de rodaje el día anterior, es como que tenés que entregar un poco tu vida.

-¿Cómo empezaste en la actuación?
-Yo no quería ser actor, sí artista. Pintaba, dibujaba y me gustaba escribir, pero era muy tímido. La cosa no estaba muy bien económicamente, a pesar de que mi vieja se descosía por mi hermana y por mí. De repente me empieza a importar comprarme
ropa, invitar a una chica al cine, salir. Así que empecé a trabajar un poco de modelo. Pero no quedaba nunca porque no me gustaban los castings, no entendía cómo hacerlos y me sentía muy falso.La pasaba mal, pero ganaba un mango de vez en cuando así que lo hacía. Y una agencia me llamó un día para hacer un casting para Rebelde Way 2.
Fui porque veía el programa, pero jamás pensé que tenía posibilidades de quedar. Y quedé…

-¿De dónde viene esa timidez?
-Supongo que no me quería hacer cargo de ser lindo porque era algo que yo no había pedido. Así como vino se puede ir y lo que queda es lo que hay adentro. Siempre tuve un costado espiritual, sensible fuerte, extremo diría. Vivía en mi burbuja.

-¿Tenés miedo de que te encasillen como galán?
-No. Creo lo suficiente en mí como artista y si me ponés en el papel de galán lo voy a hacer bien como actor. Igual no es algo que me salga tan fácil porque no puedo actuar el prototipo de galán, con la cejita así (levanta la ceja). No es mi forma de seducir.

-¿Cómo seducís?
-Improviso, no sé. Soy más relajado. Sé que a veces miro de una forma particular, no me doy cuenta.-¿Estás en pareja? -Hace muchos años que no. Tuve cuatro relaciones importantes. La primera en la adolescencia, la segunda fue la actriz Thelma Fardín, mientras compartimos elenco en Patito Feo. Después casi me caso con Paula Morales (la hija del periodista Víctor Hugo Morales), con la que estuve tres años.Se suspendió todo un mes antes y aunque terminamos muy bien fue horrible, me partió el corazón.
La última fue una relación muy pasional, llena de vida, por momentos tormentosa también.

-¿Te sorprendió la denuncia de Thelma?
-Jamás podría haberme imaginado que lo que pasó con Juan Darthés iba a pasar porque lo hubiese matado. No dejo de preguntarme cómo no me contó, cómo no me di cuenta. Juan parecía un tipo tan de familia, trabajador, buena persona. Estoy indignado, triste, shockeado. La llamé a Thelma después de 10 años y tuvimos una charla muy linda. La felicité y le di todo mi apoyo. Lo único bueno que
puedo sacar de esto es lo sanador que fue hablar para ella y que esto va a generar un cambio de paradigma en la sociedad. Deseo que ustedes no se callen nunca más.

-¿Te gustaría enamorarte de nuevo, formar una familia?
-Sí, pero falta. Primero debería conocer a una mujer y enamorarme mucho, tener años de noviazgo, conocer el mundo. Imagino varios planes con la madre de mis hijos, que no sé si se van a dar, claro.

-¿Podrías tener una relación abierta?
-Creo en el poliamor, me parece hasta evolucionado y no creo que sea para cualquiera. Hoy no tendría una relación abierta porque moriría de celos, pero podría cambiar de idea. Muy egoístamente te
digo que yo podría abrir la pareja, pero me muero si fuera al revés. No perdonaría una infidelidad y nunca fui infiel.

-Tuviste una época de excesos, drogas y mucha noche ¿Cómo saliste de eso?
-Me apoyé mucho en mis amigos para alejarme del dolor de la muerte de mi viejo, la separación con la mujer con la que me iba a casar, quedarme sin laburo. Fue demasiado y no pude lidiar con eso. Fue un escape. Con el tiempo me vi mal y me di cuenta de que no quería eso. Pero costó mucho salir.-

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.