Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

16/04/2019

Salud

Láser versus incontinencia

Suele ser un tema tabú pero lo cierto es que la incontinencia urinaria se manifiesta en alrededor del 49% de la población femenina a nivel mundial. Merece, por tanto, una solución rápida y segura y estos nuevos tratamientos prometen lograrla.

Las estadísticas muestran que 1 de cada 3 mujeres padecerá incontinencia urinaria en algún momento de la vida. Sin embargo, por vergüenza o por creer erróneamente que no tiene tratamiento, solo 2 de cada 10 consultan al médico. “La incontinencia urinaria puede aparecer después del parto como consecuencia de embarazos y cesáreas, por las episiotomías, por los cambios hormonales que genera la menopausia. Además, inciden las variaciones abruptas de peso corporal, por razones genéticas y el paso de los años. Todas estas circunstancias contribuyen a generar un estiramiento y pérdida de fuerza del tejido vaginal. Es decir, se produce una flaccidez de la mucosa vaginal y se relajan las estructuras adyacentes a la uretra, esto sucede por la falta de colágeno. Estos cambios anatómicos hacen que, ante el menor esfuerzo, se produzcan situaciones de incontinencia urinaria”, explica la Dra. Laura Alfie, dermatóloga miembro de SALTEM (Sociedad Argentina de Láser y Tecnología Médica), miembro de la SAD, y directora médica de Clider, Clínica Dermatológica y Estética (www.clider.com.ar). “Durante la menopausia se puede observar además la sequedad vaginal, falta de lubricación, y dolor durante el coito y como consecuencia la disminución de la respuesta orgásmica, que suele afectar significativamente la calidad de vida de la mujer y de la pareja”, agrega la experta. Hoy, la buena noticia es que una nueva tecnología láser puede solucionar el problema.

Los tratamientos ginecológicos láser se realizan en un máximo
de tres sesiones de 30 minutos y los cambios se sienten a partir de la primera o segunda aplicación

CO2 FRACCIONADO
El tratamiento con Láser CO2 fraccionado Femilift recupera la funcionalidad perdida. Favorece la tensión, la firmeza y la elasticidad vaginal. Es efectivo para incontinencia leve o moderada tanto de esfuerzo (fuga de orina al estornudar, toser, bailar o saltar) como urgencia miccional (el deseo incontenible de ir al baño). Mejora la vida sexual ya que favorece la respuesta orgásmica (orgasmo más rápido y más completo). Las pacientes experimentan una mejoría en la lubricación y no tienen dolor, lo que mejora la autoestima y la gratificación sexual. También se puede utilizar este láser en mujeres que han tenido cáncer genital o de mamas y padecen sequedad vaginal por falta la de hormonas ya que el tratamiento de reemplazo hormonal en estos casos está contraindicado. Está diseñado para ser aplicado en las paredes vaginales y transmitir calor. Este calor forma colágeno, mejora todos las condiciones de oxigenación, vascularización, de lubricación natural y sensibilidad sin dañar las estructuras ya que es seguro, efectivo y preciso y está aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT). El protocolo es realizar 3 sesiones de 20 minutos, con una frecuencia de 1 por mes. Es ambulatorio, indoloro y sin tiempo de recuperación o inactividad. El 80% de las mujeres disminuyen o no tienen más perdida urinaria, el 97% mejora el índice de satisfacción sexual. Mejora calidad de vida de ellas y de sus parejas (www. femiliftArgentina.com).

EL PIONERO
“La incontinencia urinaria de esfuerzo es una condición que interfiere en la calidad de vida e impide sentirse plena en las actividades cotidianas. Hoy en día, se manifiesta en alrededor del 49% de la población femenina a nivel mundial; la incontinencia mixta, es decir, la combinación entre IU de esfuerzo e IU de urgencia, se presenta en hasta el 29%. Es preciso aclarar, que afecta más a las mujeres que a los hombres, y especialmente a quienes tuvieron partos vaginales o alteraciones hormonales. Esta problemática lleva a muchas personas a modificar sus hábitos y rutinas dejando de hacer actividades que les dan placer, lo cual hace que vayan perdiendo calidad de vida”, afirma la Dra. María Emilia Alcoba (MN 138474), directora médica de Sens Medical, el primer centro láser del país dedicado a la aplicación de tratamientos uroginecológicos. Y agrega: “Aquí, la tecnología utilizada es el Láser de Erbio (Er-YAG): La profundidad de absorción óptica de la luz del láser en el tejido mucoso es muy pequeña, convirtiéndolo en un candidato perfecto para el tratamiento térmico superficial de las paredes vaginales y los resultados son percibidos por la paciente en los primeros 10 días después del procedimiento y en los primeros 45 días los resultados mejoran progresivamente, tanto en la incontinencia urinaria como en el síndrome de relajamiento vaginal. Son tres sesiones de 30 minutos”. Los equipos son de la marca Fotona, presente en más de 60 países del mundo y están aprobados por la FDA y la ANMAT. “Sin dudas, mejoramos la calidad de vida de las mujeres en situaciones en las que la habían perdido”, concluye la especialista antes de detallar los tratamientos que se ofrecen en el lugar:

  • SensIT – Incontinencia Urinaria: Este tratamiento aplica láser de última generación provocando la bioestimulación del canal vaginal a través de la difusión térmica no ablativa, logrando mayor producción de colágeno y termocontracción del piso pélvico.
  • Sens RT – Laxitud Vaginal: Es una técnica láser para tratar la laxitud vaginal que surge cuando se pierde elasticidad y tensión en las paredes vaginales. La sensación incómoda que genera esta laxitud, es fácilmente tratable en 2 o 3 sesiones.
  • Sens AT – Atrofia Vaginal: Ayuda a devolver el trofismo natural de la vagina estimulando la renovación del colágeno, beneficiando la estructura vaginal a través del aumento del espesor de la mucosa y mejorando la lubricación.

 

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.