Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

17/04/2019

Chica de Tapa

Cande Molfese: “Como influencer siento una gran responsabilidad”

Por Soledad de la Torre | Con 4.4 millones de seguidores en Instagram, y tras un gran 2018, desembarca en el teatro como protagonista de La Llamada, una obra de culto española. Una charla íntima sobre amor, moda, feminismo y sueños.

La conocimos hace siete años como Camila Torres, una de las mejores amigas de Tini Stoessel en Violetta, la serie éxito mundial de Disney que la llevó a recorrer el mundo y a convertirse en ídolo de miles de adolescentes. Lejos de sentirse abrumada por los fans, recuerda esa época como “maravillosa” y extraña a los amigos internacionales del elenco. Aquella tira no sólo le dio popularidad y experiencia como actriz y cantante, sino también un novio con el que ya lleva más de cuatro años de relación y que define como “el mejor compañero que pude haber elegido”. Se refiere al actor italiano Ruggero Pascuarelli, que hoy se luce en Argentina, tierra de amor y venganza (El Trece) y que durante tres temporadas fue el galán de Soy Luna, otro suceso juvenil de Disney donde ella tuvo una participación especial. Con proyectos como conductora para Telefe, Cande está próxima a subirse a las tablas del teatro Del Globo para protagonizar junto a Malena Narvay, Vivian El Jaber, Ana Gutiérrez y Carlos Casella La Llamada, el musical que llega desde Madrid con todas las pompas tras seis años en cartel y una versión cinematográfica que es tendencia en Netflix. “Se trata de una comedia sobre el paso de la adolescencia a la madurez, la amistad, el primer amor, el derecho a elegir ser uno mismo y la necesidad de encontrar el camino que más feliz nos hace”, cuenta encantada de encarar a María Casado, una joven divertida y amante de la música electro latina, que se enamora del mismísimo Dios. “Es un personaje a mi medida ya que soy muy espiritual”, confiesa orgullosa la actriz que tuvo que pasar una severa selección para ganarse el papel.

-¿Cómo te llegó esta oportunidad?
-Participé del casting en diciembre y cuando me fui les pedí a los productores que el 3 de enero, que es mi cumpleaños, me dieran la sorpresa de decirme que había quedado elegida, ¡y así fue! Realmente me moría por formar parte de este hit español.

-¿Cómo te llevás con tus compañeros?
-Súper bien, armamos un equipazo. A Malena (Narvay) la conocía de cruzármela en eventos y es increíble la onda que pegamos, lo cual es genial para representar a dos adolescentes que son mejores amigas.

-¿Se siente la presión de tener que repetir el éxito español?
-La obra la produce MP, una productora que adoro porque es la misma que hacía Violetta, así que no siento presión sino que tengo la sensación de que volví a casa. De todos modos, sé que el teatro está difícil en Argentina por la situación económica, pero confío plenamente en el producto. Es un musical que tiene drama, comedia y todos los condimentos que tiene que tener. ¡No se lo pueden perder!

-Hace un rato te veía posando para la producción de fotos y estabas muy relajada. En qué rol te sentís más cómoda, ¿actriz, modelo, conductora, cantante…?
-Me siento identificada con cada uno de esos roles, ¡pero debo confesar que el de modelo me queda enorme! (ríe). Como empecé mi carrera trabajando para Disney, que es una escuela, aprendí a hacer de todo: Pararme delante de la cámara y sonreír, colgar la ropa
después de grabar, decir copetes y mucho más. Pero, luego de la experiencia del año pasado como presentadora en La Voz Argentina, ese rol se me empezó a dar más seguido y lo redisfruto porque soy yo. Tengo libertad para manejarme y me siento como pez en el agua. Igualmente, la actuación siempre va a estar en mí porque es lo que estudié y me fascina. Y como cantante también disfruto un montón, aunque me considero “una actriz que canta”.

-¿La experiencia en La Voz Argentina no potenció ese lado tuyo?
-El año pasado viví dos situaciones increíbles relacionadas con la música. Por un lado, canté en la apertura de los Juegos Olímpicos de la Juventud junto a Fer Dente, lo cual me marcó mucho, y por el otro,
como pegamos muy buena onda en La Voz, Axel me invito a participar en uno de sus shows. Subirme al escenario del teatro Gran Rex a cantar fue, sin dudas, un sueño cumplido, pero hoy no es una prioridad sacar un disco.

-¿Cómo fue trabajar con Marley?
-Estuvo buenísimo. Fue una bisagra para mi carrera haber entrado a un canal tan importante como Telefe, haber formado parte de un programa tan exitoso en todo el mundo y haber estado al lado de un conductor con tremenda trayectoria. Al principio mi participación
iba a ser solo en el formato digital, pero desde el canal fueron viendo que yo podía dar más y que con Marley habíamos generado una gran química. Entonces, me dieron un espacio en las galas en vivo y en Telefe Noticias, presentando la previa del programa. Si bien estar en vivo es muy diferente a grabar, tener como compañero a Marley, que se ríe de sus propios errores, me permitió relajarme y disfrutar.

“Con mi novio Ruggero Pascuarelli estamos en nuestro mejor momento y sé que es el mejor compañero que pude haber elegido”

-¿Y cómo fue el reencuentro con Tini Stoessel, tu ex compañera de Violetta y parte del jurado?
-Fue bárbaro trabajar con Tini. De todas formas, como somos amigas, aunque ella viaja mucho, siempre encontramos el momento para vernos. Todos los integrantes de Violetta generamos un vínculo tan fuerte que continúa hasta hoy. Yo creo que la clave de nuestra profunda amistad está en que crecimos juntos.

-A tus múltiples actividades debemos sumarle la de influencer, ya que tenés más de cuatro millones de seguidores en Instagram. ¿Cómo te llevás con este papel?
-Me encanta, pero al tener tanta gente joven que me sigue, siento una gran responsabilidad. Si bien no me creo ejemplo de nada, intento aportar algo desde mi lugar. Me muestro como soy, una persona espiritual, deportista y vegetariana desde hace cinco años. Mucha gente me dijo que empezó a correr gracias a mí, y eso me demuestra que voy por buen camino.

-¿Qué lugar ocupa la moda en tu vida?
-Amo la moda, le doy importancia, me interesa y me gusta estar bien. Soy muy organizada con mi placar y con lo que me voy a poner, pero si tengo que repetir ropa lo hago. Es parte de un mensaje de ecología que también intento dar desde mis redes.

-¿Cómo definís tu estilo?
-No tengo uno específico, pero me inclino hacia lo femenino y no me gusta lo muy rockero. Adoro el color y los accesorios. Colecciono anteojos y pañuelos, ¡mi debilidad! Yo creo que más es más, no le tengo miedo a eso (ríe). Sin gastar una fortuna, podés armar un buen look buscándole la vuelta. Si a un jean y una remera le sumás un sombrero y unos buenos zapatos ya estás impecable. Además, saber combinar es clave para poder reutilizar.

-¿Tenés asesora de imagen?
-Sí, trabajo con mi hermana, Lucila Molfese, que se dedica a eso. Ella me ayuda a armar los looks y yo me entrego (ríe). Hacemos un buen equipo. Soy una persona que confía en el trabajo del otro porque megusta que confíen en el mío.

-En cuanto a lo social, ¿cómo estás viviendo esta era de mujeres empoderadas?
-Estoy feliz por todo lo que está pasando. A la mujeres se nos tiene que dar el lugar que merecemos ocupar. Además, estoy completamente a favor de la despenalización del aborto, me interesa que tengamos la libertad de decidir lo que queramos para nuestra vida. Me conmueve ver a tantas mujeres unidas luchando por lo mismo y tratando de conseguir lo mejor para nosotras. Hace poco me dijeron una guarangada en la calle y contesté, “¿qué decís?”. En otro momento quizás hubiera tenido miedo y cruzado la calle. Hoy me siento empoderada.

-Y en lo laboral, ¿tuviste alguna situación inapropiada?
-Por suerte no. Al haber empezado mi carrera en Disney, siempre estuve súper cuidada.

-Estas de novia con Ruggero desde hace cuatro años y empezaron a convivir desde el inicio de la relación, ¿te arrepentís?
-Es que al estar siempre de gira, cuando coincidíamos en Buenos Aires queríamos estar juntos las 24 horas. Pero no nos equivocamos, nos llevamos muy bien, nos divertimos y nos amamos. Creo que estamos en nuestro mejor momento y sé que es el mejor compañero
que pude haber elegido. Él ahora está en Italia porque quiere cantar y yo lo aliento porque siento que nació para eso.

-Él también tiene muchas admiradoras, ¿cómo te llevás con ellas?
-Al principio no era fácil recibir comentarios feos por ser su novia, pero con el tiempo lo entendí. De todas formas, a la mayoría de sus seguidoras les copa nuestra pareja y nos apoyan.

-¿Cómo sigue tu 2019?
-Además de La Llamada, a mitad de año voy a comenzar un nuevo proyecto para Telefe relacionado con la conducción que me tiene muy entusiasmada. No me encasillo en nada, puedo actuar y conducir a la vez. Realmente me siento afortunada por las sorpresas que me sigue dando esta carrera. –

Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “Cande Molfese: “Como influencer siento una gran responsabilidad””

  1. QUE ESTUPIDEZ SENTIR TANTA RESPONSABILIDAD POR UNA ACTIVIDAD QUE NI SIQUIERA ES PROFESIONAL…LE VAN A ARMAR UB JUICIO POR ”MALA PRAXIS”?…ESTO DE SER INFLUENCER ES UNA TONTERIA PARA ANALFABETOS..ES MEJOR QUE ESTA CHICA VAYA A LA UNIVERSIDAD A APRENDER ALGO…HOY NO SABE NADA DE NADA…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.