Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Tren del fin del mundo
30/07/2019

Sin categoría

Ushuaia, un destino de cuatro estaciones

Por Marcela Tarrio | Esta pequeña ciudad multicolor cuenta con la noche más larga en invierno, el día más largo del verano argentino, los colores más impactantes del otoño y la mejor calidad de nieve del país. Sobran razones para visitarla en cualquier momento del año…

¿Quién dijo que Ushuaia solo es linda en invierno? Sí, el encanto de la nieve, sin dudas la mejor nieve de la Argentina, le otorga ese plus invaluable que atrae al turismo, pero su encanto está presente en las cuatro estaciones y eso hace de la capital de la Provincia de Tierra del Fuego uno de los destinos imperdibles de la Argentina. 

Conocida como la ciudad más austral del mundo o “el fin del mundo”, desde su fundación, el 12 de octubre de 1884, devino en la actual ciudad de casi cien mil habitantes que recibe al menos alrededor de quinientos mil turistas al año. Está ubicada en un valle rodeado por la cordillera de los Andes y al sur por la Bahía de Ushuaia y las costas del canal Beagle, paso interoceánico que hace de su puerto uno de los más visitados del continente. Y es también la puerta de entrada al turismo nacional e internacional que busca aventurarse al continente Antártico.

GASTRONOMÍA DE EXCELENCIA

Por otra parte, la gastronomía es uno de los puntos fuertes de la ciudad de Ushuaia. Sabores de la más alta y exclusiva cocina internacional como la centolla y la merluza negra, muy difíciles de conseguir incluso en los mejores restaurantes del mundo, aquí son platos típicos, que enorgullecen a sus chefs y enamoran a los paladares más exigentes.

El Canal Beagle produce unas de las mejores centollas del mundo y en el Atlántico Sur, frente a sus costas patagónicas, se dan las condiciones para la pesca, a más de 1.000 metros de profundidad, de la codiciada merluza negra. Además, se pueden degustar platos como el abadejo y el besugo, mariscos y pescados, así como también el asado de cordero patagónico a la cruz.

¡Y CON MASCOTA PROPIA!

Si algo le faltaba a esta hermosa ciudad eras tener una mascota propia, y este año lo logró. Las organizaciones públicas y privadas encargadas de velar por la marca VISIT Ushuaia, presentaron recientemente su mascota oficial, un simpático pingüino con símbolos de fuego y de la tribu Yámana, llamado USUPíN, como mascota oficial de Ushuaia. El simpático pingüino tendrá el objetivo de transmitir las riquezas naturales y principales atractivos de la ciudad más austral del mundo, posicionando la experiencia única de visitarla en cada estación del año. Más info en visitushuaia.tur.ar.

Volviendo a la ciudad más austral del mundo y sus atractivos, vayamos por partes o,mejor dicho, por estación…

OTOÑO, POSTAL INOLVIDABLE

A partir de los primeros días de abril/marzo, hasta el inicio de las primeras grandes nevadas que tienen lugar hacia fines de mayo, Ushuaia entra en una de las estaciones más visualmente atractivas de la ciudad: el foliage de otoño. Este toque icónico del paisaje fueguino se da gracias a los cambios de follaje de dos caducifolios: el ñire y la lenga que combinan el verde, con amarillo, ocre, marrón, y un predominante color rojo, mientras el coihue, que nunca pierde sus hojas desdentadas, también cambia de color. 

En esta temporada el sol se pone más temprano y las excursiones por tierra, mar y aire, en horarios de la tarde, regalan unos atardeceres inolvidables que combinan las paletas del cielo y la tierra.

Los grandes protagonistas naturales del camino del Fuego son las vistas de la ciudad a bordo de alguna de las embarcaciones turísticas y la recalada en las distintas islas o islotes desde donde algunos animales marinos comienzan a retirarse para migrar; el Parque Nacional Tierra del Fuego en donde abundan también los colores de lupinos florecidos; las vistas desde los principales miradores de la ciudad: la base del Glaciar Martial con su tradicional casa de té; las vistas desde el mirador a los Lagos Escondido y Fagnano; la Laguna Esmeralda después de una caminata de 2 horas que vale la pena cada minuto; y los sobrevuelos en helicóptero.

INVIERNO, LA MEJOR NIEVE DE ARGENTINA

En una franja de unos pocos kilómetros de longitud, sobre la Ruta Nacional N° 3, el circuito conformado por 8 Centros Invernales se viste de blanco para que sus visitantes puedan disfrutar de la práctica de los deportes de invierno en múltiples formas. Ski alpino, snowboard, ski de fondo, trineos, moto ski, caminatas con raquetas, fogones nocturnos, deslizadores. Todo, con la mejor calidad de nieve en un entorno con el aire más puro que pueda hallarse en ningún otro sitio. El patinaje sobre hielo también tiene su lugar pudiendo practicarse en ciertas lagunas naturales o en pistas artificiales ubicadas en el centro y en las afueras de la ciudad. Además del famoso Cerro Castor, se destaca Llanos del Castor, entre otros.

La temporada de esquí se extiende desde junio a septiembre, e incluso llega hasta los primeros días de octubre.

PRIMAVERA, CUANDO TODO FLORECE

Para muchos turistas la temporada de primavera es una de las mejores épocas para viajar a Ushuaia. Las temperaturas no son tan bajas como en invierno y los días son más largos, lo que permite disfrutar al máximo las excursiones al aire libre. Debido a la ausencia de nieve en la superficie, hay muchos más senderos y circuitos abiertos al público. Sin embargo, como Ushuaia tiene una de las mejores nieves de Sudamérica y cuenta con la temporada de esquí más larga del país, en septiembre y principios de octubre los centros recreativos Andinos todavía ofrecen deportes de nieve y mantienen su color blanco que da un tono único al paisaje. Algunas pistas de esquí continúan abiertas hasta octubre.

La primavera en Ushuaia es la época donde todo florece. El Parque Nacional Tierra del Fuego cambia por completo. El bosque fueguino brota y la naturaleza comienza a mostrarse en estado puro; aumenta la actividad migratoria de aves, lo que permite realizar todo tipo de avistajes. Sin dudas, es una época ideal para disfrutar de toda la flora y fauna en el Fin del Mundo.

VERANO, DÍAS MÁS LARGOS

El verano fueguino se caracteriza por la extensión del día. Hay casi dieciocho horas de luz para disfrutar a pleno todas las bellezas que brinda la ciudad. El Parque Nacional Tierra del Fuego; el Tren del Fin del Mundo; la visita a los Lagos Escondido y Fagnano; los pingüinos magallánicos en la Isla Martillo se incorporan a la tradicional navegación por el Canal Beagle; diversidad de actividades de contacto con la naturaleza; senderismo con la posibilidad de conocer lagunas de montaña con las extraordinarias vistas panorámicas de Ushuaia y sus alrededores; sobrevuelos; cabalgatas; buceo, mountainbike, canopy, kayak, canoas y la fascinante Antártida, aguardan ser visitados.

A su vez, por su ubicación estratégica, a solo 1.000 kilómetros de la Península Antártica y por contar con la adecuada infraestructura para la recepción de grandes cruceros y buques de expedición, Ushuaia se constituye durante los meses de noviembre a abril en la ciudad como puerta de entrada a la Antártida.

Cada año el puerto de Ushuaia recibe decenas de miles de turistas ávidos de conocer el Continente Blanco. El verano es el sitio ideal para los amantes del senderismo y las caminatas de todo grado de dificultad. También las bicicletas y la práctica del mountainbike encuentran su lugar. Las lagunas de altura son las estrellas que forman cuadros con pinceladas de colores inolvidables.

LOS IMPERDIBLES

Parque Nacional Tierra del Fuego: Uno de los mejores puntos de partida para disfrutar el senderismo y explorar los paisajes, es el más austral de la Argentina, creado en 1960. En ese punto del mapa, la cordillera pierde altura y se junta con el mar en el canal Beagle. La mejor época para visitar el parque, ubicado a 10 kilómetros la ciudad de Ushuaia, es entre octubre y abril, siendo esos son los meses más propicios para disfrutar de su costa marina, sus lagos y valles, sus grandes turberas, sus bosques de lengas y sus castoreras.

Glaciar Martial: Fuera del Parque Nacional, otra de las excursiones clásicas es la que conduce al Glaciar Martial, a 7 kilómetros de Ushuaia. Se puede hacer todo el recorrido caminando o ir en vehículo hasta la base del cerro y emprender la caminata desde allí.

Circuito de los valles-Centros Invernales: Saliendo de la ciudad, a lo largo de los primeros 30 kilómetros de la Ruta Nacional Nº 3 hacia el norte, se ubica el Camino de los Centros Invernales. El Valle de Tierra Mayor los alberga con el impactante marco de la Cordillera de los Andes con sus paisajes glaciarios, valles, lagunas, ríos, suelo de turba que solo puede verse en este último rincón de nuestro país. La actividad en estos Centros se desarrolla durante todo el año. Durante el invierno, es su momento más destacado debido a la variedad de opciones que ofrece la nieve que se acumula allí en grandes cantidades: ski alpino, snowboard, ski de fondo, caminatas con raquetas, fogones nocturnos, paseos en trineos tirados por perros siberianos y alaskanos, son solo parte de la forma en que estos espacios se pueden disfrutar. Por su parte el Cerro Castor ofrece inmejorables condiciones para disfrutar múltiples opciones de deportes y entretenimiento: 34 pistas con diferentes niveles de dificultad, 12 medios de elevación, el snowpark más grande de Sudamérica, 1 circuito de ski cross, 1 área para principiantes y fuera de pista, todo en un predio de más de 650 hectáreas esquiables. Desde 2018 sumó una pista de patinaje sobre hielo.

El Canal Beagle: O Canal Onashaga en lengua nativa, es un estrecho que une el Océano Pacífico con el Atlántico. Ushuaia se extiende a lo largo de este famoso canal y en pleno centro se encuentra ubicado el puerto. Desde ahí parten diariamente las excursiones para conocerlo, a bordo de catamaranes, veleros, motoveleros y yates. Una variada oferta para avistar lobos marinos, cormoranes, petreles, cóndores, gaviotas, y pingüinos. “La Isla de los Lobos, de los Pájaros y el Faro Les Eclaireurs”, es la navegación que se ofrece durante todo el año. Hay opciones para realizar desembarcos en algunas de las islas del archipiélago Bridges. Entre octubre y marzo se agrega la visita a la colonia de pingüinos magallánicos de la Isla Martillo, muy cerca de la Estancia Harberton. Para los amantes del buceo, el Canal Beagle ofrece increíbles tesoros subacuáticos.

El corazón de la Isla: Desde el Paso Garibaldi, ubicado a aproximadamente 60 kilómetros de la ciudad surge con fuerza el entorno espectacular que rodea las aguas del Lago Escondido y como telón de fondo las interminables aguas del Lago Fagnano, extenso lago binacional (compartido entre Argentina y Chile), que tiene una extensión de 104 kilómetros y una profundidad de 200 metros. Dentro de la Laguna Negra como en el Lago Fagnano es posible practicar la pesca deportiva, con permiso de pesca y de acuerdo con las reglamentaciones vigentes.

Vuelos en helicóptero por la ciudad: Ushuaia es una de las pocas ciudades del país que cuenta con la posibilidad de realizar vuelos turísticos en helicóptero. Aquí los recorridos son diversos y pueden ir desde un sobrevuelo por la ciudad, una visita a la Laguna Esmeralda, el aterrizaje en la cima de la cordillera de los Andes, la visita a estancias como Harberton y pingüineras, lagos, penínsulas, isla de los Estados y Faro del fin del mundo, entre otros atractivos locales.

Museo Marítimo y Expresidio de Ushuaia: Las fantasías, mitos y leyendas que se han instalado en el imaginario colectivo de los naufragios acaecidos en los siglos XVIII y XIX se encuentran reflejados en el Museo Marítimo de Ushuaia. El mismo se emplaza dentro del predio del Ex-Presidio conformando dos museos. Uno dedicado a los intrépidos navegantes de antaño y otro enfocado a la historia del Penal de Ushuaia que, sin duda, ha formado parte de los orígenes de la ciudad y el desarrollo de la comunidad local. Dentro de sus muros hubo alojados asesinos peligrosos (incluido el famoso “Petiso orejudo” y presos políticos; todos cumpliendo penas por delitos cometidos fuera de Ushuaia.

Museo del Fin del Mundo: Quien visite este Museo encontrará la información más variada sobre historia, geografía, ornitología, pueblos originarios, arte fueguino, naufragios, navegantes, y penados. Se encuentra emplazado en el edificio donde funcionó la primera sede del Banco de la Nación Argentina. Representa en imágenes la historia viva de Ushuaia.

Galería Temática Pequeña Historia Fueguina: Este espacio está en parte dedicado a la cultura de los Yámanas, uno de los pueblos originarios de Tierra del Fuego y el más cercano a Ushuaia pues vivieron sobre las costas del Canal Beagle por alrededor de seis mil años. Ocupa un lugar importante también el descubrimiento del Canal Beagle por parte del capitán Fitz Roy y las investigaciones de Charles Darwin a bordo de la embarcación que llevaba ese nombre. La historia del célebre penal también es protagonista de este espacio.

El Tren del Fin del Mundo: Invita a revivir los últimos 7 kilómetros del antiguo recorrido del tren de los presos, el cual partía desde la cárcel de Ushuaia hacia la ladera del Monte Susana para obtener distintos materiales para la construcción, como madera y también leña para calefacción. A bordo del tren los visitantes pueden escuchar la historia en 7 idiomas y deleitarse con magníficos paisajes, como el zigzagueante río Pipo, la cascada Macarena, el cementerio de árboles y el majestuoso bosque. Recorre una parte bellísima del Parque Nacional Tierra del Fuego y el turista disfruta de esta experiencia a bordo de un ferrocarril de época con sus locomotoras a vapor y elegantes coches con amplios ventanales. 

Más información: visitushuaia.tur.ar

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.