Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Es probable que las piernas estén menos hinchadas por la mañana, al despertar, que al final del día. Así como descansar acostada, con las piernas elevadas, hace desaparecer estos síntomas. De la misma manera caminar, activará la circulación, atenuará todos los trastornos, igual que lo hace el frío, mientras que el calor los aumenta.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Piernas: sin miedo a mostrar
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.