Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“A partir de la decisión de Adolfito de desarmar La Dolfina me convencí de que salvo en los casos de equipos formados por hermanos, en el polo nadie es amigo de nadie.”

Imagen anterior
Imagen siguiente
Nuestro hombre: Lucas Monteverde
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.