Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Nunca, pero nunca, fumé un porro. Ni lo probé siquiera. Tengo desde siempre una vida interior tan interesante, tan intensa, que jamás tuve necesidad de inspirarme o volarme con nada”.

Imagen siguiente
“Los excesos nunca fueron lo mío”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.