Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Aquaporinas

Al sumergir en agua las células que contenían las aquaporinas, éstas se hinchaban como consecuencia del pasaje de líquido hacia el interior, mientras que otras células que no poseían aquaporinas permanecían inalteradas.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Los responsables del gran cambio
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.