Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Cuando decidió hacer una prueba lo hizo pensando un plan de negocios. “Necesitaba saber cuántos productos quería hacer y cómo debía realizarlos. Eran sólo doce piezas pero había de todo (saco, camisa, top, vestido largo, enterito, etc) y con variaciones de color. Todo tenía que combinar con todo. Diseñé una web e imprimí un lookbook. Mi familia quedó sorprendida”.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Puntadas con hilo y estilo
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.