“Puede tardar, pero la madurez siempre llega”

Rafael Ferro no reniega de su épocas más alocadas y de sus dificultades con el compromiso pero hoy asegura que está viviendo un presente bien distinto. En pareja hace casi seis años, acaba de ser padre por cuarta vez. Siempre frontal y divertido, vuelve además
al cine con una película que repiensa
el matrimonio y la pasión según
pasan los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *