Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Está tan familiarizada con las notas como con la política. El sueño de llegar a la Casa Rosada de su marido Daniel Scioli está más cerca que nunca, y Karina no evade el tema, se ilusiona con eso y lo acompaña. Al frente de la Fundación Banco Provincia (con la que entregó más de 100 mil microcréditos) y de su empresa de lentes intenta todavía llevar una rutina lo más normal posible.

Imagen siguiente
“Tengo un miedo innato
a la soledad”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.