Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Recuerdo que lo
primero que hacía
de joven cuando
sufría horribles
resacas era llamar
por teléfono a mis
amigas y pedirles,
toda preocupada:
‘díganme la
verdad, ¿qué hice
anoche?’ Debo decir
que las respuestas
nunca fueron
demasiado graves”.

Imagen anterior
“Las mujeres tenemos mucho para decir”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.