Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Phillips señaló que se ha jugado con las definiciones de la palabra vulgar. “Originariamente significaba común, disponible, compartido pero a partir del siglo XVII el término mutó y empezó a denotar lo grosero, chabacano u ordinario” dijo y añadió: “La exposición tiene como objetivo cuestionar el concepto de vulgaridad”.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Muestra de mal gusto
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.