Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

01/05/2017

Zoe Saldana: “Me atrae la imperfección”

Por Pablo Steinmann l El jueves 4 de mayo volverá a la pantalla grande como la sensual Gamora de Guardianes de la Galaxia. De ascendencia latina, habla de Hollywood, de Donald Trump y de su “repentina” familia numerosa.

Su infancia no fue la más sencilla de todas. Su padre, dominicano de nacimiento, murió en un accidente de autos cuando ella tenía 9 años y ahí debió abandonar su Nueva Jersey natal para vivir en República Dominicana, la tierra elegida por su madre (puertorriqueña) para criar a ella y a sus dos hermanas menores. Fue allí donde le diagnosticaron TDA (Trastorno por déficit de atención), un síndrome no tan conocido por aquel entonces y que le provocó bastantes contratiempos en el colegio (malas notas y muchos episodios de bullying). Su salvación, confesó mucho tiempo después, fue el ballet, danza que practicó durante diez años. “Bailar me centró y me dio paz”, afirmó en televisión, cuando la actuación ya era su principal modo de vida. Gracias a ella, de hecho, volvió a Estados Unidos, a formarse como actriz en Nueva York, donde comenzó a dar sus primeros pasos en un escenario. Su carrera comenzó en la pantalla chica, con una pequeña participación en la serie Law & Order hasta que los grandes estudios de cine posaron sus ojos en ella. Trabajó en la primera entrega de Piratas del Caribe y en 2009 consiguió su primer gran doblete: Star Trek y Avatar, películas que se transformarían en saga (aunque las secuelas de Avatar siguen posponiéndose casi sin fin). Su personalidad, admite, es bien “noviera”. Su primera relación duró 11 años, la segunda (con el actor Bradley Cooper), tres, y la tercera fue la vencida: en 2013 se casó -en una secreta ceremonia en Londres- con el artista italiano Marco Perego.  Al año de la boda llegaron los mellizos Cy y Bowie (nacieron prematuros) y en febrero de este año su tercer hijo Zen. “Nuestro hogar jamás es un lugar aburrido”, bromea ella cada vez que le preguntan por el tema. Aún en lactancia, la actriz acaba de volver a escena con el estreno de Guardianes de la Galaxia Vol 2, película en la que interpreta a Gamora y por la que accede a hablar por teléfono con LUZ, en perfecto español y con una simpatía y franqueza casi inéditas para Hollywood.
-¿Qué sensaciones te genera volver a encarnar un personaje que ya hiciste?
-Es curioso porque por momentos siento que así he pasado los últimos diez años de mi vida, ¡haciendo secuelas! (ríe). Fuera de broma, me siento muy dichosa de poder trabajar de lo que me gusta y que encima guste tanto que la gente quiera más. Además, debo decir que en cine son muy pocas las ocasiones que se puede repetir un personaje y poder profundizar en él. ¡Me siento una privilegiada! Respecto a Gomora lo que más me gusta de ella es su imperfección. Me atrae eso. En realidad de todo el proyecto. Creo que Guardianes… hace una especie de deconstrucción de los típicos superheroes y eso está buenísimo. También me atrae su sentido del humor. Lo único que no me gusta tanto de ella es tener que levantarme a las 6 de la mañana para ir a una sesión de maquillaje, ¡que nunca dura menos de 6 horas!

-Según trascendió, vos misma pediste que sea todo maquillaje y nada de imágenes creadas por computadora, la famosa tecnología CGI que sí usaron con vos en Avatar…
-Sí, fui una estúpida (ríe a carcajadas). La verdad es que siempre me generaron curiosidad las largas sesiones de make up. Pensaba que actrices talentosas como Meryl Streep lo han hecho y me decía a mí misma: “yo también tengo que pasar por esa experiencia”. Ahora ya está, ya tengo mi curiosidad bien saciada (ríe). Hablando en serio, mi mayor problema es que tengo TDA y me cuesta muchísimo quedarme quieta durante cinco horas.

“Estados Unidos siempre fue un país de prosperidad para todos pero hoy nos toca tener un presidente que desde el poder sólo está dictando odio, ignorancia, desigualdad… Es muy triste”.

-¿Podías al menos chequear el celular?
-Sí, me la pasaba leyendo las noticias, el periódico, las redes… Pero lo que más hacía era charlar con mi maquilladora, que es la misma desde hace 10 años. ¡Y es argentina! Sí, en serio, nos la pasamos hablando en español.  Me insistió mucho para conocer tu país pero, claro, para mí este no sería el mejor momento. Es un viaje demasiado largo para hacer con los chicos…

-¿Viajaste ya con los tres a algún lado?
-Sí, hemos hecho algunos viajecitos pero nunca más de dos horas de vuelo. Es imposible ¡me tendría que tomar vacaciones de ese viaje sino! Es demasiado.

-¿Te gusta haber trabajado tanto en películas de ciencia ficción?
-Me encanta, de chica era el género que más me atraía por lejos. Disfruto mucho el hecho de  trabajar con directores y autores que tienen muy desarrollada su imaginación en torno al espacio exterior. Es entrar a un mundo desconocido y fascinante. Lo único malo que puede tener hacer estas películas es la posibilidad de que la industria te termine encasillando y convocando sólo para proyectos así. Es probable que a mí ya me haya sucedido algo así.. Pero no me importa, no hago las cosas pensando en el qué dirán.

-Encima es un género que no suele ser muy tenido en cuenta para los premios. Más allá de la categoría “Mejor Maquillaje”…
-Yo creo que es por ignorancia. Es difícil de creer, pero te juro que hay mucha gente ignorante en las más altas esferas de poder y decisión en Hollywood.  Tienen prejuicios con todo lo que suene a tecnología o futuro. Están anclados en el pasado y así votan.

-Hablando de votos, es imposible -teniendo en cuenta tu ascendencia latina- no preguntarte por Donald Trump…
-Ufff. Estamos viviendo tiempos muy, muy extraños. Y si bien toda mi familia y yo tratamos de mantenernos positivos (siempre fuimos así, de mirar la mitad del vaso llena) la verdad es que no nos resulta nada sencillo. Este fue siempre un país de prosperidad para todos pero hoy nos toca esto, tener un presidente que desde el poder sólo está dictando odio, ignorancia, desigualdad… Es muy triste. ¿Qué tipo de conflictos tendremos en los siguientes cuatro años? Estamos todos muy preocupados, sin dudas.

-¿A tus hijos les hablás en español?
-Si. A el más chiquito aún no, pero los mellizos son trilingües: hablan y entienden español, italiano e inglés.

-¿Es muy difícil ser una “Hollywood mom”? Tuviste tres hijos en menos de tres años…
-Sí, fue todo muy rápido pero lo cierto es que tanto mi esposo como yo tenemos la dicha de contar con personas que nos ayudan muchísimo y que son prácticamente imprescindibles para nuestras vidas. Les decimos la “tribu”, y son eso, un grupo de mujeres que nos ayudan a criar a nuestros hijos con mucho amor. A ellas les debemos todo.

-¿Qué aspecto descubriste que es clave en la crianza de hijos?
-Mmm, diría que la disciplina. No tanto hacia ellos sino hacia  mí misma. Que aunque me guste poder tomarme un traguito y quedarme hasta tarde en tal bar, eso hará que me cueste el doble o el triple levantarme cuatro horas más tarde para arrancar la jornada familiar. Y no es una rutina sencilla, desayuno, pañales, ropa, escuela…. ¡Ah! y un consejo para todas las madres del mundo: traten de mantenerse lo más saludables posible. La energía es fundamental a la hora de criar niños. Yo tengo en mente eso cada vez que piso el gimnasio… (ríe)

Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “Zoe Saldana: “Me atrae la imperfección””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *